Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las horas extra de Dani Carvajal

Con una defensa diezmada, Zidane confía en que aguante el físico del lateral, el único que lo ha jugado todo

Carvajal le disputa el balón a Pedraza del Alavés. Ampliar foto
Carvajal le disputa el balón a Pedraza del Alavés. AFP

El día de su renovación hasta 2022 le preguntaron a Dani Carvajal cómo se planteaba la temporada, ya que por primera vez no tenía un competidor claro en el carril derecho. “Achraf es un chico muy bueno y con gran proyección. El míster está contando mucho conmigo y ojalá pueda seguir haciéndolo. Quiero cuidarme mucho porque este año puede ser importante para mí y no me gustaría lesionarme”, contestó el lateral de 25 años. Achraf, el joven marroquí de 18 años que sustituyó a Danilo, aún no ha jugado. Nadie ha participado más que Carvajal, que lleva 900 minutos en un mes y medio de competición; un cuarto de los que sumó en toda la temporada pasada.

“Son muchos partidos para Dani, sí. Pero hay muchos lesionados y no podemos cambiar a cinco, seis jugadores. Él está bien”, dijo Zidane el sábado en Vitoria. Ya le habían preguntado antes del partido contra el Betis. “No estoy preocupado porque está preparado, físicamente es fuerte y puede jugar muchos partidos. Todos no es posible, de momento está bien y puede seguir jugando”. El técnico le ha pedido a Carvajal que aguante. No hay margen para inventos con la defensa en cuadro.

Nacho ocupó el sábado el carril izquierdo ante las bajas de Théo y Marcelo, y puede que tenga que volver a hacerlo mañana en Dortmund. Danilo sumó 2.087 minutos la temporada pasada y aun con sus fallos, sí fue un recambio para el lateral español. En la charla que el técnico mantuvo con Achraf este verano, cuando le dijo que quería que se quedara en el primer equipo, también le comentó que, a priori y salvo contratiempos, no podía asegurarle muchos minutos. El lateral crecido en la cantera no es, de momento, una opción para Zidane y menos con el momento delicado que está atravesando el equipo.

A Carvajal se le multiplica la tarea y contra el Betis dio señales de agotamiento. Su empuje será fundamental contra el Borussia (los alemanes son líderes de la Bundesliga con tan solo un gol en contra, pero perdieron el primer partido contra el Tottenham), también porque sin Marcelo ni Théo será el único de los dos laterales que suba. Nacho tiene otras cualidades. Las bajas en defensa han hecho que Zidane no haya podido rotar. Varane se ha perdido cuatro partidos por problemas musculares. Vallejo, con una rotura de fibras y luego molestias, se ha quedado fuera en siete convocatorias y no ha debutado. Marcelo tendrá para un mes y Théo, según comentó Zidane el sábado, no llega para Dortmund.

Carvajal fue el defensa con más asistencias en la Champions el año pasado (cinco; doce en todas las competiciones) y el que más pases dio en campo contrario (326). Este lleva una (en la Supercopa de Europa) 51 recuperaciones y un 87% de acierto en los pases. Se le ha visto menos preciso que de costumbre en algunos partidos y con algunos fallos de atención, igual que todos sus compañeros de zaga. Cuando el día de su renovación dijo que quería cuidarse mucho es porque no quiere que le pase lo que le pasó las dos últimas temporadas. En la final de San Siro tuvo una rotura muscular que le hizo perderse la Eurocopa. El año pasado sufrió otra que le hizo perderse todo el mes de mayo. Se recuperó a tiempo para la final de Cardiff. En 2018 le espera el Mundial de Rusia y esta vez quiere ser de la partida.

Todos saben lo mucho que le duele quedarse en la enfermería. Nacho recordaba hace poco que uno de los momentos más duros para Carvajal fue cuando se hizo una raja en el pie en una piscina natural y no pudo completar la pretemporada con el primer equipo. Era el primer año de Mourinho. “Lloré cuando me suturaban porque sabía lo que me iba a perder”, contó el propio Carvajal, que ahora tiene que hacer horas extra. Así se lo ha pedido Zidane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.