Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carvajal se lesiona como en San Siro

El lateral derecho tuvo que pedir el cambio por un problema muscular

Lesion de Carvajal
Lesión de Carvajal durante el partido de ida de las semifinales de la Champions Getty Images

Decía Dani Carvajal en la víspera del partido contra el Atlético que se encontraba muy bien físicamente y también en el juego. El lateral derecho ha sido, junto a Marcelo, uno de los pilares del Real Madrid estos últimos meses. Por sus asistencias, por sus incursiones en ataque, por incansable en zona ofensiva y también defensiva. Ayer tuvo que pedir el cambio en el minuto 40. La imagen fue la misma que en la final de San Siro. Se tiró al suelo y empezó a pegar puñetazos en el césped. En la final del año pasado se marchó llorando el campo. Sabía que se había roto y que no sólo se perdía lo que restaba de final, sino también la Eurocopa.

Ayer no hubo lágrimas al abandonar el terreno de juego. El Madrid informó de que el defensa sufre molestias en la parte posterior del muslo derecho y que mañana se someterá a pruebas. En San Siro fue Danilo el que le sustituyó. Anoche Danilo estaba en la grada, fue uno de los descartes de Zinedine Zidane. Mandó a calentar rápidamente a Nacho y justo cuando iba a hacer el cambio, el árbitro pitó el final de la primera parte. Aprovechó el español el descanso para terminar el calentamiento.

Nacho, que llevaba once partidos seguidos, había empezado desde el banquillo. Su lugar en el centro de la zaga junto a Ramos lo ocupó Varane. Con la lesión de Carvajal, el defensa volvió a demostrar por qué es el multiusos de Zidane. Da igual dónde le pongan, siempre cumple. De lateral izquierdo, de lateral derecho, de central. No tiene el empuje ni el uno contra uno de Carvajal, pero anoche incluso se atrevió a subir por la banda y asomarse al área del Atlético.

“Es notable muy alto”

“Cuando no saca sobresaliente, saca un notable muy alto, siempre. Nacho puede jugar en cualquier sitio atrás y además lo hace bien en cada uno de ellos. Lo hace fenomenal y lo que me impresiona de él es que siempre está preparado y concentrado en cada balón”, le piropeó Zidane al final del partido. Con la lesión de Carvajal, el técnico vuelve a tener emergencia atrás ya que con Coentrão nadie cuenta. Si el lateral español sufre rotura —los gestos eran bastante evidentes—, llegaría para la final pero se perdería los cuatro partidos de Liga que le quedan al Madrid.

Nacho, por cierto, es el único defensa del conjunto blanco que no se ha lesionado. Diabético desde los 12 años, ha reconocido que se tiene que cuidar tres veces más que los demás. Quizás también por eso siempre es un seguro de vida para el técnico francés en ese sentido. Le ha utilizado para suplir las bajas de todos (Ramos, Varane, Pepe, Marcelo, Carvajal) y ayer, empezando desde el banquillo, volvió a cumplir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información