Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karanka sufre una dolencia cardiaca y se pierde la temporada

El jugador del Real Madrid Aitor Karanka, de 24 años, sufre una leve dolencia en el corazón, una miopericarditis aguda idiopática benigna que lo tendrá apartado del fútbol, en principio, hasta la próxima temporada. Así lo indicaron ayer el jefe de los servicios médicos del Real Madrid, Alfonso del Corral, el cardiólogo que ha atendido al jugador, Jorge Ros Jellici, y el director de la clínica en la que ha estado internado desde el pasado jueves, Ángel Ruiz de Aguiar. El propio Karanka compareció ante la prensa para contar su experiencia. "Lo peor fue cuando, ya pasado el susto inicial", dijo, "me dijeron el tiempo de recuperación. Por mí habría jugado el sábado ante el Mallorca y ante el Bayer".

"La miopericarditis es una inflamación del pericardio, que es la membrana que recubre el corazón", explicó Jorge Ros Jellici. "Pero la causa de esta dolencia no la sabemos a ciencia cierta, de ahí lo de idiopática, o sin causa determinada". Sin embargo, el cardiólogo es optimista: "En la gran mayoría de los casos la inflamación está provocada por virus banales que no suelen requerir un tratamiento específico, y creemos que este es uno de esos casos". Estas inflamaciones se dan preferentemente en los jóvenes y suelen tener su origen en infecciones transmitidas por virus como el de la gripe. Según los especialistas, el tratamiento que se sigue se basa en antiinflamatorios no esteroideos y ácido acetilsalicílico (aspirina). Un trabajador normal podría volver a su actividad a los 15 días, pero un deportista es un caso distinto.

Inactividad

Karanka ni siquiera podrá realizar ejercicios para mantener la forma física. "Como mínimo deberá cumplir tres meses de inactividad", advirtió Del Corral, "y a partir de entonces iniciará el proceso de recuperación". Jorge Contador, jefe de los servicios de urgencia de la clínica Rúber, también conviene que la pericarditis benigna no es grave, "se cura en el 99,9 por ciento de las veces y no deja secuelas de ningún tipo". Pero el caso de Karanka, un deportista de élite, requiere mayores precauciones: el esfuerzo prematuro puede causar arritmias, una recaída (pericarditis constrictiva) o incluso la muerte súbita.El pasado jueves 26, como señalado por el infortunio, Karanka sintió un fuerte dolor en el pecho, a la altura del corazón. Los síntomas de la pericarditis aguda, un dolor similar al de la angina de pecho, provocaron la alarma. Karanka fue trasladado a la clínica Rúber Internacional para ser sometido a una exhaustiva batería de exámenes.

Ayer, el jugador se paseaba tímido entre las cámaras de televisión, cabizbajo pero sonriente. "Ahora voy a guardar 10 días de reposo absoluto en mi casa, pero lo importante es que no ha sido nada grave y la temporada que viene voy a volver a jugar. Después del susto, salir de aquí sin nada grave, es para estar contento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1998