El Barcelona evangeliza los colegios de Nueva York

El lanzamiento del programa FútbolNet en la ciudad de los rascacielos coincide con la apertura de su nueva oficina en Manhattan

Ronaldinho en el acto solidario en el Bronx
Ronaldinho en el acto solidario en el BronxS.P.
Más información
FC Barcelona brings soccer to New York’s underprivileged school students

Phanor Ramírez nunca pudo imaginarse que acabaría haciéndose una foto junto a Ronaldinho en el patio del colegio de su barrio en el Bronx. “Es una leyenda”, comenta mientras aguanta nervioso la pelota de fútbol esperando a que se la firme. Aún quedan dos días para que empiece el nuevo curso escolar, pero eso no impidió que el PS129 se convirtiera en un hervidero de chavales ansiosos por pasar la mañana con el ahora embajador del FC Barcelona. Por la noche, el emblemático edificio del Empire State tiñó su iluminación de azulgrana.

La escuela pública en el popular barrio neoyorquino acaba de convertirse en el epicentro de un proyecto con el que la Fundación del club aspira a llevar su programa FútbolNet por todo el sistema educativo de Nueva York, para utilizar el deporte como herramienta para el desarrollo social de los niños a riesgo. “Va a ser una experiencia muy buena para nuestro colegio y nuestro barrio”, comentaba Ramírez antes de abrirse camino entre sus compañeros.

“Se trata de aprovechar el cambio que está habiendo entre los jóvenes a la hora de seguir deportes como el béisbol o el fútbol americano para ir sembrando poco a poco en este mercado”, afirmó el vicepresidente primero del FC Barcelona, Jordi Cardoner, “es una forma de evangelizar pero sin hacer daño a nadie”. El acto solidario en el Bronx tuvo lugar en el marco de la apertura de la nueva oficina del FC Barcelona en Manhattan, con la que busca atraer recursos hacia el club.

“Queremos acercarnos a la afición”

S. P.

Con la apertura de su oficina en Nueva York, el club quiere lanzar el mensaje a Estados Unidos de que se instala de manera permanente. Como explicó su presidente, Josep Maria Bartomeu, era algo que se estaba estudiando desde hace tiempo para elevar los ingresos del FC Barcelona. Aunque la prioridad, explicó, será acercar más el club a la afición y encontrar más socios para financiar proyectos, torneos, giras y distintas iniciativas de su fundación.

Junto al equipo comercial y al de que se concentrará en las labores sociales, la oficina contará también con un equipo técnico que dará asistencia a la creación de escuelas para la formación de jóvenes futbolistas en EE UU. Este mismo domingo inaugura una en Charlotte (Carolina del Norte) a la que se sumará otra próximamente en Nueva York. Bartomeu habló de la intención de crear un equipo propio de fútbol femenino en EE UU y otro de fútbol sala.

Eric Goldstein, director ejecutivo del Departamento de Educación de Nueva York, explica que este colegio público está haciendo un trabajo extraordinario al ayudar a los niños más desfavorecidos y con menos recursos. “El talento es universal pero no las oportunidades”, explica, por eso considera que iniciativas como la de la Fundación del FC Barcelona pueden ayudar a que esas cualidades “florezcan”.

El programa piloto que arranca en este barrio, que arrastra unas altas tasas de criminalidad, se replicará inicialmente en un centro en Manhattan, Brooklyn, Queens y Staten Island respectivamente. Pero como explicó Goldstein, la ambición es expandirlo por el mayor número posible de colegios de enseñanza públicos en Nueva York. “El fútbol puede ser una herramienta importante en el proceso de universalizar las oportunidades”, afirma.

Alumnos del colégio público PS129
Alumnos del colégio público PS129S.P.

Aunque hay niños del PS129 que juegan ya en las liguillas del barrio, el colegio va a estrenar este curso un campo con césped sintético para desarrollar el programa piloto, como explicó su director Raymond Granda. El soccer, como le llaman en Estados Unidos, enseña a los niños a trabajar en equipo. “Es aprender a chutar pero también a no chutar; es aprender a ganar y saber perder”, comenta al valorar el compromiso del FC Barcelona.

Gustavo Rivera, que representa en el Senado estatal el distrito en el que está situado el PS129, dice que sería formidable si algunos de estos chavales llegara algún día a jugar en un equipo profesional. “Pero lo realmente importante es que aprendan los valores que les harán buenas personas cuando sean mayores”, valoró, “todo el mundo gana”. El Bronx, como recuerda Rivera, “son muchos barrios”.

El condado neoyorquino cuenta en la actualidad con 1,4 millones de habitantes. “Tenemos una población muy diversa”, señala, “el fútbol es un deporte muy practicado entre los miembros de las diferentes comunidades africanas y latinoamericanas”. Por eso destaca la importancia de que el club decida asociarse con colegios como el PS129 que trabajar por cambiar la dirección de sus barrios.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS