Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Juegos Olímpicos | Vela

A los 54 años, Santiago Lange logra en vela el segundo oro para Argentina

El atleta más veterano de Río sube al podio en la clase Nacra 17 mixta. Hace menos de un año luchó contra un cáncer de pulmón

Santiago Lange y Cecilia Carranza celebran el oro para argentina en la clase Nacra 17.
Santiago Lange y Cecilia Carranza celebran el oro para argentina en la clase Nacra 17. Reuters

Santiago Lange se ha convertido en una leyenda para la vela argentina. Cuatro veces campeón mundial, tres en la clase Snipe y uno en la clase Tornado, y dos veces bronce olímpico, el regatista ha alcanzado el oro junto a su compañera Cecilia Carranza Caroli en la clase Nacra 17. Lange cumplirá 55 años el 22 de septiembre, lo que lo convierte en el atleta más viejo en competición en Río de Janeiro. Otro 22 de septiembre, pero de 2015, Lange entró a un quirófano para sacarse un pulmón invadido por el cáncer. Desde ese momento comenzó la cuenta atrás para coronar un sueño que quedará en la memoria de muchos argentinos. Lange hoy ganó el oro, y con él una de las batallas más duras de su vida.

A los 54 años, Santiago Lange logra en vela el segundo oro para Argentina

Lange y Carranza llegaron a la Medal Race, la última regata del yachting y puntuación doble, con cinco puntos de ventaja sobre Italia y siete sobre Austria. Los cálculos eran simples: un tercer puesto aseguraba el primer lugar en el podio. Pero la historia se complicó incluso antes del comienzo, cuando la pareja tuvo que salir en el último lugar por una penalización. Sin embargo, pronto logró el lugar que necesitaba para el oro. La regata no tuvo complicaciones hasta que en la virada en la segunda boya los jueces entendieron que no dieron agua a los austríacos y volvieron a penalizar a Lange con una vuelta en redondo. Todo pareció perdido.

La pareja argentina cruzó la meta en sexto lugar, en una regata que ganaron Nueva Zelanda, Australia y Austria. Italia, el otro rival a vencer, quedó apenas por detrás de los argentinos, en séptimo lugar. Aún golpeados por la penalización, Lange y Carranza terminaron la regata sin tener en claro el resultado final. Miraron para todos lados y estallaron cuando un periodista argentino a bordo de una lancha cercana les comunicó que eran los ganadores con 77 puntos, a uno de Australia y Austria, empatados en el segundo puesto. “¡Oro, oro, oro, ganamos el oro!”, comenzó a gritar Lange a bordo de su catamáran. Su compañera se puso de pie, lo abrazó y luego lo aplaudió, consciente de que él era la estrella. “Tuvimos temor desde la penalización, no era lo que teníamos planeado”, dijo Lange a la televisión argentina. “En algún momento la vi negra, cuando terminamos pensamos que habíamos ganado plata. Pero tengo aquí a mi lado una eminencia”, le dijo Carranza.

Santiago Lange
Lange y Carranza maniobran su Nacra 17. AP

Lange no viajó sólo a Río. Sus hijos Yago y Klaus compitieron en la categoría 49er. Su enfermedad, la edad, todo se mezcló en Lange cuando tuvo que atender a la prensa. “La verdad que la vida es una maravilla, soy un privilegiado, tengo hijos maravillosos, amigos por todo el mundo, que más se puede pedir. Esto es algo que hago con pasión, no miro las cosas por mi edad”, dijo Lange, corredor de mil regatas y hombre de oro de la vela argentina.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información