Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ligan a México con amaño del sorteo en el Mundial de 94

Un exdirectivo de la FIFA zanja otra acusación contra Joseph Blatter

El partido en Orlando entre mexicanos e irlandeses.
El partido en Orlando entre mexicanos e irlandeses. AP

Las acusaciones en contra de la gestión en la FIFA de Joseph Baltter no cesan. Ahora el exdirectivo israelí Benny Alon afirmó al diario brasileño Estadão que hubo amaños en los sorteos de las Copas Mundiales, un hecho que el suizo negó en su organización. Uno de ellos fue en Estados Unidos y la selección mexicana fue beneficiada para jugar en Orlando.

Alon aseguró que un día antes del sorteo para definir los grupos y las sedes en el Mundial de 1994, los organizadores le “trasladaron la presión” de que México jugara en su segundo partido en la ciudad de Orlando, Florida, uno de los estados con mayor población mexicana. Y así fue. El ejecutivo israelí dejó entrever que la decisión fue por intereses económicos. Aquella tarde, los mexicanos ganaron 2-1 contra Irlanda en el Citrus Bowl. 

“No sé qué hicieron con las esferas, pero es una realidad que la solicitud de los mexicanos fue atendida”, dijo. En ese momento, Blatter era el secretario general del máximo organismo de fútbol y se encargaba de organizar los sorteos.

"El sorteo era limpio hasta el último detalle. Yo jamás toqué las bolillas, cosa que otros sí hacían. Se las puede señalizar, calentándolas o enfriándolas. Es técnicamente posible. No existen en la FIFA, pero fui testigo de sorteos a nivel europeo en los que eso sucedió", dijo Blatter en una entrevista al diario argentino La Nación. Pero aseguró que presenció sorteos arreglados en Europa.

Benny Alon se refirió al Blatter como “el hombre de las pelotas calientes”, tras conocerse el funcionamiento de los sorteos. Algunas de las bolas que llevan el nombre de los equipos son puestas en la heladera y así se determinan las frías y calientes, según ha explicado el propio expresidente de la FIFA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información