LOS PAPELES DE PANAMÁ

La policía suiza entra en la sede de la UEFA por los papeles de Panamá

Los agentes se llevaron los contratos de derechos de televisión firmados con Ecuador

Imagen de archivo de la sede de la UEFA.
Imagen de archivo de la sede de la UEFA.DENIS BALIBOUSE / REUTERS

Más información

La fiscalía suiza entró en la tarde del miércoles en la sede de la UEFA en Nyon para recabar los contratos de la venta en 2006 de los derechos de televisión de la Liga de Campeones en Ecuador a la empresa Cross Trading, con sede en el paraíso fiscal de Nieu. Los acuerdos aparecen en los papeles de Panamá. Fuentes de la UEFA aseguran que no hubo registros ni revisión de ordenadores y que simplemente se presentaron dos agentes para solicitar la documentación. Por su parte, la Fiscalía General de Suiza ha explicado que el “procedimiento criminal” se dirige por ahora “contra persona desconocidas” y que no hay “objetivos específicos” en este momento de la investigación. La fiscalía suiza también sostiene que los documentos solicitados pueden servirle para apoyar su investigación por los casos de corrupción destapados en la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol). Los contratos solicitados están firmados por el hoy presidente de la FIFA, Gianni Infantino, por entonces miembro de los servicios jurídicos de la UEFA.

Según dichos documentos, a los que tuvo acceso EFE, la operación se llevó a cabo en un proceso abierto y competitivo conducido por Team Marketing, agente exclusivo de la UEFA para la comercialización de los derechos, en el que se contactó con todos los operadores de Ecuador. Entre los que optaron a su emisión en abierto figura Teleamazonas, que hizo la oferta más alta.

El memorando de Team Marketing señaló que Teleamazonas era “un socio fiable financieramente con tres años de experiencia en la UEFA Champions League”; con un cien por cien de penetración y un 16% de share y que su oferta representaba “un 54% de incremento en los honorarios de los derechos en relación a las temporadas 2003-2006”.

“Creemos que la oferta de Teleamazonas representa un precio razonable para el mercado en Ecuador”, expuso Team Marketing en sus recomendaciones. Los documentos sobre la operación incluyen también una carta fechada el 17 de octubre de 2003, que confirma que la firma Cross Trading tiene el mandato exclusivo de comprar los derechos televisivos en Europa en nombre de Teleamazonas.

FIFA no investiga

 La UEFA ha insistido en que en el momento en el que se firmó el contrato, que fue suscrito por dos de sus directores —uno de ellos Infantino—, “no había razón alguna para pensar que había algo sospechoso en ello”. Igualmente y en respuesta a las informaciones publicadas sobre una posterior venta hecha por Cross Trading a Teleamazonas por un precio más alto (unos 330.000 dólares en la región), la UEFA ha negado “categóricamente tener conocimiento sobre cualquier acuerdo bilateral o privado entre ambas”.

“Ni UEFA ni Team han visto nunca cualquier contrato o acuerdo entre Cross Trading y Teleamazonas”, asegura la UEFA, que entiende que si hubiera algo sospechoso en relación a posibles acuerdos entre ambas compañías “es un asunto que deber ser investigado por las autoridades competentes, incluidas las criminales si es necesario”. Fuentes de la UEFA están convencidas de que no hay responsabilidad alguna por su parte en la reventa posterior que Cross Trading.

En la revalorización de los derechos en la venta a Teleamazonas, que casi triplica el precio de lo pagado por Cross Trading se centran las sospechas de la transacción.

Ante las informaciones aparecidas, el propio Infantino ha salido a escena. “La UEFA gestionó adecuadamente todos los asuntos contractuales. En aras de la transparencia y la claridad, es esencial que se desvelen todos los elementos de este informe, como ha hecho la UEFA”, declaró Infantino en un comunicado de la FIFA, en el que añadió: “Si ya era muy fuerte mi determinación de restaurar la reputación en el fútbol, ahora lo es más. Doy la bienvenida a cualquier investigación en esta materia. Por supuesto estaré encantado de comparecer en el caso de que sea requerido para hacer más aclaraciones sobre el asunto. Es de mi interés y el del fútbol que todo salga a la luz”, sostuvo.

Cross Trading es filial de Full Play, la empresa perteneciente a Hugo Jinkins y su hijo Mariano, ambos acusados por el FBI de pagar sobornos a los dirigentes de la Conmebol en la venta de los derechos de las competiciones internacionales sudamericanas. La justicia norteamericana ha pedido la extradición de los Jinkins, pero hasta ahora no le ha sido concedida por Argentina.

De momento, el Comité de Ética de la FIFA no ha abierto ninguna investigación al respecto, aunque no se descarta que lo pueda hacer en un futuro si se demostrara que existieron irregularidades. Todo dependerá de las investigaciones de la justicia suiza y de la panameña.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50