Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza autoriza la extradición de Eugenio Figueredo a EE UU

El exvicepresidente de la FIFA, detenido el pasado mayo, será juzgado en Estados Unidos

Figueredo en el año 2013.
Figueredo en el año 2013. EFE

El Gobierno suizo ha autorizado la extradición a Estados Unidos del uruguayo Eugenio Figueredo. El exvicepresidente de la FIFA y de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) fue uno de los ocho vicepresidentes detenidos el pasado mes de mayo en Zúrich a petición de la fiscalía de un Tribunal Federal neoyorquino por haber recibido varios millones de dólares en forma de soborno. Estas prevendas provenían de una empresa de comercialización deportiva uruguaya por la venta de los derechos de la Copa América en 2015, 2016, 2019 y 2023.

Las autoridades suizas consideran que el expediente de extradición que presentó Estados Unidos cumple con todos los requisitos para ser validada. Figueredo, si así lo desea y comunica en un plazo de cinco días a la Oficina Federal de Justicia, podrá presentar una apelación en un plazo de 30 días ante el Tribunal Penal Federal de Suiza.

Figueredo, de 83 años, cometió delitos de “obstrucción de la justicia, fraude, lavado de dinero, mentir en su solicitud de ciudadanía y en su declaración de impuestos” según el documento de la acusación. El exvicepresidente de la FIFA dirigió la Asociación Uruguaya de Fútbol durante nueve años, la CONMBEBOL desde 2013 y fue miembro organizador del Mundial de 2014 en Brasil.

Un fiscal argentino pide la imputación de tres empresarios

El fiscal federal argentino, Gerardo Pollicita, ha solicitado la apertura de una investigación contra los empresarios Hugo y Mariano Jinkis y Alejandro Burzaco por delitos de "lavado de dinero, evasión tributaria y asociación ilícita fiscal". La fiscalía asegura que existen indicios suficientes que revelan que hubo un lavado de activos en relación con los movimientos de dinero que se investigan dentro del caso FIFA en Estados Unidos.

La justicia estadounidense acusa a los tres empresarios de "integrar una asociación ilícita destinada a cobrar sobornos” para la comercialización de campeonatos de la FIFA. Por todo ello, el fiscal argentino solicitó también la información de las cuentas de los acusados desde 2011.

Hugo y Mariano Jinkis están en manos de la justicia local, que decidirá sobre ellos, después de que rechazaran la extradición a Estados Unidos. Burzaco ya declaró en Nueva York y pagó una fianza de 20 millones de dólares por permanecer en prisión preventiva en la ciudad americana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.