Claudio Bravo: “Tenemos que tener más calma”

El capitán chileno pide a los suyos jugar con más tranquilidad y huir de la ansiedad que les produce jugar en casa

Los chilenos celebran el pase a la final
Los chilenos celebran el pase a la finalAP

Chile ya llegó a la otra orilla. El anfitrión consiguió plantarse en la final, lo que lleva persiguiendo con ansia desde que comenzó esta Copa América. La expulsión de Carlos Zambrano, el defensa peruano que se pasó de revoluciones a los 20 minutos, allanó el camino, como ocurrió con Cavani en los cuartos de final contra Uruguay. Más que celebrar, Chile suspiró de alivio.  "Tenemos que tener calma, más tranquilidad. A veces nos faltó más ímpetu. No podemos relajarnos cuando estamos en ventaja numérica", dijo Claudio Bravo, el capitán, sobre los nervios que por momentos les atenazaron.

"Se hizo realidad nuestro sueño", reconoció el entrenador de Chile, Jorge Sampaoli. Como Bravo, ahondó en que la ansiedad de ser locales jugó en su contra. Perú, sobre todo al principio cuando tenía once sobre el campo, manejó el partido. El técnico argentino reconoció que se había visto superado en algunas fases del encuentro -Guerrero hizo tiritar a sus defensas- y por eso introdujo cambios en el descanso.  

Equipo coral, ni Alexis Sánchez ni Arturo Vidal marcaron las diferencias. Sampaoli es optimista y dijo que tiene el tiempo suficiente para recuperar anímicamente a Sánchez de cara a la final. No es la primera etapa negra que pasa el exdelantero del Barcelona, hombre de rachas. "Espero que en la final se vea su mejor versión", añadió Sampaoli. 

De aquí al sábado el país vivirá en la euforia. La presidenta Michelle Bachelet se mostró orgullosa por lo conseguido pero a la vez pidió calma a los que se echaran a la calle a celebrar. "Tuvimos energía y esperanzas. Ganamos, sufrimos y lo celebramos, pero ahora hay que pedir a todos que las celebraciones transcurran sin destrozos, ni desastres", señaló antes de abandonar el estadio Nacional. 

Guerrero, durante el partido
Guerrero, durante el partidoRODRIGO ARANGUA (AFP)

Paolo Guerrero hizo un partido memorable y sostuvo a Perú hasta donde le llegaron las piernas. El máximo goleador del campeonato se las vio con Medel. El que fuera centrocampista del Sevilla, reconvertido en defensa, lo sufrió. Guerrero le ganó una y otra vez. Lo volvió loco. En el 82 volvió a hacerlo y se internó en el área. Rojas abortó el avance del delantero peruano en una jugada muy trabada, confusa. Guerrero vio penalti y se fue del campo enfurruñado.  "El pueblo peruano debe estar feliz porque hasta el final, con 10, hemos tenido a Chile. Si hubiéramos estado once contra once otra cosa hubiera pasado", dijo.

Chile no disputaba una final de la Copa América desde 1987. 

Sobre la firma

Juan Diego Quesada

Es el corresponsal de Colombia, Venezuela y la región andina. Fue miembro fundador de EL PAÍS América en 2013, en la sede de México. Después pasó por la sección de Internacional, donde fue enviado especial a Irak, Filipinas y los Balcanes. Más tarde escribió reportajes en Madrid, ciudad desde la que cubrió la pandemia de covid-19.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS