Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escándalo de la FIFA deja tocado a Villar

El presidente de la Federación Española mantiene estrechas relaciones con algunos de los principales encausados

El exvicepresidente de la FIFA Jack Warner
El exvicepresidente de la FIFA Jack Warner. AP

“El proceso de candidatura es limpio, digan lo que digan y comenten lo que comenten. Sois trabajadores honestos, ya está bien de que nos difamen y nos calumnien. Quiero a la FIFA, pero a los que más quiero son a mis compañeros del comité ejecutivo”. En diciembre de 2010, Ángel María Villar articuló este discurso en su defensa de la candidatura ibérica (España y Portugal) para el Mundial de 2018. Las sospechas sobre la asignación a Sudáfrica del campeonato de 2010 habían sobrevolado en los días previos a la votación, y Villar, en el tiempo destinado a defender que la Copa del Mundo se disputara en España, respondió con esa enardecida defensa de la pureza de la FIFA.

No solo la dimisión de Joseph Blatter afecta a Villar por el apoyo incondicional que le mostró desde 2002 con motivo de las elecciones a la presidencia de la FIFA. Casi cinco años después, algunos de los compañeros a los que Villar defendió en aquella sonada intervención de 2010 están investigados por soborno y blanqueo de capitales. Nicolás Leoz, por entonces presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), fue uno de lo que más aplaudió el alegato de Villar sobre la honradez del organismo que rige el fútbol mundial.

Sobre Leoz, y también sobre el expresidente del fútbol argentino, Julio Grondona, ya fallecido, recaen muchas de las acusaciones de corrupción efectuadas por la fiscalía estadounidense. Ambos fueron invitados de honor en acontecimientos organizados por la Federación, que llegó a proporcionarles alojamiento en el Ritz. Rafael Esquivel, presidente de la Federación de Venezuela, también investigado, y vicepresidente de la Conmebol es otro alto directivo con el que Villar mantiene fuertes lazos.

"Entre las conexiones con

Sudamérica y su apoyo a Blatter,

Villar ha quedado muy tocado",

explica un antiguo empleado

“Entre las conexiones con Sudamérica, que su hijo Gorka es director general de la Conmebol, y antes ejerció de asesor legal, y su apoyo a Blatter, Villar ha quedado muy tocado”, explica un antiguo empleado federativo. Según fuentes del organismo, la renuncia de Blatter resultó inesperada para el presidente del fútbol español. Estas mismas fuentes aseguran que Villar espera acontecimientos sin pronunciarse. La resistencia silenciosa ha sido su táctica habitual en los grandes conflictos. Ahora tiene uno abierto con el presidente de la UEFA, Michel Platini, contrario a la reelección de Blatter.

El dirigente evita explicarse

Villar estuvo ayer en el homenaje a Xavi Hernández. Su presencia despertó gran expectación y fue abordado por los medios de comunicación, pero se negó a responder a las preguntas sobre Blatter y los casos de corrupción investigados que acorralan a la FIFA. Una oportunidad para saber de la estrategia que va a seguir a partir de ahora, más allá de su espera en silencio, era la reunión que la UEFA ha decidido posponer. En ese encuentro hubiera tenido que exponer su postura ante los escándalos de la FIFA.

“Villar está en una posición muy delicada, ni él ni la FIFA pueden tener autoridad moral para sancionar a los clubes o para prohibir fondos de inversión después de todo lo que está saliendo”, señalan desde la Liga de Fútbol Profesional, en la que su presidente, Javier Tebas, es uno de sus mayores enemigos. El otro es Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, que aún espera que Villar justifique cerca de ocho millones de euros de dinero público que la Federación recibió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información