Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel celebra la dimisión de Blatter

La UEFA cancela la reunión prevista para buscar una posición común frente a la FIFA

La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto celebrado en Berlín el 3 de junio.
La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto celebrado en Berlín el 3 de junio.

La dimisión de Joseph Blatter como presidente de la FIFA dejó boquiabierto el martes al mundo del fútbol y de la política. Y las reacciones ante la decisión del hombre que ha estado 40 años en la cúpula del organismo no se han hecho esperar. La canciller alemana, Angela Merkel, que el pasado viernes rechazó pedir la dimisión de Blatter —como acababa de hacer a su lado el primer ministro británico, David Cameron, de visita en Berlín— mostró el miércoles su satisfacción por el anuncio del suizo, que calificó como una “buena noticia para miles de millones de fans, entre los que me encuentro”.

“A partir de ahora será más fácil para la FIFA trabajar de una forma más transparente”, añadió Merkel. Su ministro de Justicia, Heiko Maas, que en los últimos días había sido muy crítico con Blatter resumió el sentir de muchos alemanes con un tuit. “Fútbol 1 - Blatter 0”, escribió.

La dimisión también ha servido para apagar el fuego que a la FIFA se la avecinaba este fin de semana en Berlín. La UEFA tenía previsto para entonces un encuentro en el que sus líderes discutirían qué medidas tomaban tras el congreso de la semana pasada que había reelegido a Blatter. No parecía que la propuesta británica de boicotear la Copa del Mundo mientras el suizo siguiera en el cargo fuera a tener muchos apoyos, pero los presidentes de varias federaciones insistían en “no descartar ninguna opción”. Pero una vez que Blatter no está, tampoco habrá reunión.

“Debido al anuncio de este martes y a la naturaleza incierta e imprevisible de las investigaciones, he decidido que sería más apropiado posponer la reunión anunciada en Berlín para este fin de semana”, señaló el miércoles Michel Platini, presidente de la UEFA, el organismo convertido en el mayor foco opositor para Blatter.

Mientras unos se esfuerzan por adaptarse a los nuevos tiempos, otros intentan asegurarse de que las cosas no van a cambiar. Rusia trata de asegurarse de que la marcha de Blatter no afectará de ningún modo el Mundial que celebrará en 2018. “No tenemos información sobre los motivos de la dimisión. Pero la cooperación con la FIFA continúa y, sobre todo, los preparativos para 2018”, dijo una portavoz del Kremlin.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información