Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos renuncia a organizar la Copa de África por culpa del ébola

El Gobierno marroquí sí quiere acoger el mundialito de clubes, en el que jugará el Madrid

Sorteo en Marrakech de los cruces para el Mundialito, el pasado día 11. Ampliar foto
Sorteo en Marrakech de los cruces para el Mundialito, el pasado día 11. AFP

Marruecos rechaza organizar la Copa de África de Naciones de fútbol, prevista entre el 17 de enero y el 8 de febrero, por culpa del virus del ébola. Las autoridades sanitarias y deportivas del país norteafricano han presionado y reclamado en los últimos días a la Confederación Africana de Fútbol (CAF) para que se aplace la celebración de ese torneo hasta junio, ya en pleno ramadán del año que viene, o incluso a 2016, y así dar tiempo a que se encuentre alguna vacuna eficaz y comprobada contra esta enfermedad. La competición podría albergar hasta un millón de espectadores interesados por el fútbol procedentes sobre todo de países africanos.

La epidemia ha retratado cuáles son las contradicciones actuales del Gobierno, que quiere realmente acoger sobre todo el Mundial de Clubes

Desde la oficina del portavoz del Gobierno, que celebró este jueves su cita semanal, se aseguró a EL PAÍS que la decisión formal aún no había sido comunicada pero sí se precisó que el ministro de Juventud y Deportes había fijado el criterio de renunciar si la CAF no concedía el aplazamiento.

Una fuente del Ministerio de Deportes lo justificó así a la web especializada SuperSport: “Desde la Confederación Africana de Fútbol se rechazaron todas nuestras peticiones y sugerencias por lo que nosotros nos vemos obligados a retirarnos para preservar la seguridad de nuestros ciudadanos y para eso estamos dispuestos a asumir las consecuencias que vienen con nuestra acción”.

El ministro de Sanidad del país aún insistió el miércoles en exigir a los organizadores que la competición fuese aplazada “por razones sanitarias y preventivas”.

El titular de Sanidad ratificó que su prioridad es "salvar las vidas de los marroquíes" 

Marruecos tenía que organizar tres grandes eventos deportivos en apenas seis meses, entre Navidades y junio. La epidemia del ébola ha retratado cuáles son las contradicciones actuales del Gobierno y las autoridades, que quieren realmente acoger sobre todo el Mundial de Clubes de fútbol, con el Real Madrid como gran estrella invitada, pero no tienen ni mucho menos el mismo interés en correr riesgos de contagios con la Copa de África ni con los juegos panárabes, fijados para junio en Agadir.

El sábado se celebró en Marraquech el sorteo para determinar los cruces para la celebración de la 11ª edición de la Copa del Mundo de Clubes, prevista entre el 10 y el 20 de diciembre, y para la que hay gran expectación. En representación del Real Madrid, el campeón europeo y gran atracción del torneo, acudieron el exjugador Emilio Butragueño, actual responsable de relaciones institucionales del club, y Fernando Hierro, entrenador ayudante de Ancelotti. Butragueño se comportó como se esperaba y aseguró que conseguir el trofeo era el objetivo del Madrid. Luego, ya en Madrid, manifestó la “preocupación” del club ante la situación creada con el ébola y se mostró dispuesto a esperar las decisiones que deberían tomar al respecto los responsables futbolísticos y sanitarios.

La FIFA es consciente de que no hay muchos países en África en estos momentos en condiciones de poder organizar un torneo así

Esa precaución de Butragueño a no comprometer unilateralmente la presencia del Madrid ya desató en Marruecos gran inquietud. Ni el Gobierno ni la federación de fútbol quieren que surja ninguna duda sobre el desarrollo normal de esa competición, que recibirá entre Rabat y Marraquech a equipos como el San Lorenzo (Argentina), el Moghreb Athletic de Tetuan (Marruecos), el Cruz Azul (México), el Auckland City FC (Nueva Zelanda), el Sydney Wanderers (Australia), Al Hilal (Arabia Saudita), y otros campeones continentales aún por decidir.

La CAF, que no es partidaria de mover las fechas de la Copa de África, debe resolver este enigma el 2 de noviembre en Argel pero es consciente de que no hay muchos países en África que puedan organizar ahora un torneo así.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.