FÚTBOL | VALENCIA

Bankia da una tregua al Valencia

El club logra parar la reclamación de la deuda de 84 millones hasta la sentencia judicial que aclare si el Consell es avalista o no de ese crédito

El presidente del Valencia, Amadeo Salvo, esta mañana tras la reunión con Bankia.
El presidente del Valencia, Amadeo Salvo, esta mañana tras la reunión con Bankia.Kai Försterling / EFE

La Fundación del Valencia CF logró una tregua de Bankia, que amenazó el pasado 27 de agosto con emprender acciones legales en su contra si no pagaba el crédito adeudado de 84 millones. Reunidos en Valencia dirigentes del banco, el club, su Fundación y la Generalitat, se llegó al acuerdo de retrasar el pago hasta que haya una sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana respecto a una sentencia anterior, del juzgado contencioso administrativo número 3 de Valencia, que invalidaba el aval del Consell a ese préstamo. Es decir, hasta saber definitivamente si la Generalitat valenciana, que avaló ese crédito a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), debe responder por la deuda. “El Valencia y su Fundación han demostrado que son viables”, declaró uno de los responsables de la sociedad de Mestalla.

El pasado 26 de agosto, la Fundación abonó a Bankia 1,2 millones como intereses de 4,8 que vencían al día siguiente. Quedaron, pues, sin pagar 3,6. La Fundación no puede pagar esos intereses del 6% que le suponen 4,8 millones anuales, además de los 400.000 euros del coste anual del aval.

El club reconoce una deuda de 275 millones, la mayoría de ellos a Bankia: en concreto 219, que vencen el próximo día 26. Aún así, el presidente del Valencia, Amadeo Salvo, está convencido de lograr un gran acuerdo con el banco para refinanciar la deuda a largo plazo.

Avalista Camps

En verano de 2009, Bankia concedió a la Fundación del Valencia un crédito de 74 millones de Bankia, posteriormente ampliados a 81. El objetivo de la Fundación fue el control accionarial del Valencia a través de una ampliación de capital. El avalista de la operación fue el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Para evitar entrar en concurso de acreedores, aparte de vender a los mejores jugadores, el Valencia llevó a cabo una ampliación de capital de 92 millones. Los socios solo cubrieron 18. El resto se lo quedó la Fundación del club con el crédito de 74. Pero la Fundación apenas genera ingresos y el Consell presidido por Camps la respaldó. Antes de renunciar a la presidencia de la Generalitat, el 28 de julio de 2011, Camps avaló préstamos del Valencia, el Hércules y el Elche por un total de 118 millones.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50