Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"¿Cómo se mata así un partido?"

Wenger critica la actuación del árbitro y Guardiola le responde: "Hemos tenido el 70% de la posesión, no han chutado a puerta ni una vez y no han dado tres pases seguidos"

El Arsenal no remató ni una sola vez durante todo el partido, pero Arsène Wenger, su entrenador, encontró razones de sobra para criticar al árbitro. "¿Cómo puedes matar un partido así?", se preguntó al final, acordándose de la jugada en la que Busacca expulsó a Van Persie; "lamento que alguien pueda pitar lo que él ha pitado en un campo de fútbol y en una competición como esta. Hemos perdido contra un gran Barcelona. Felicidades y suerte. Pero no esperábamos perder así y me sabe mal; sobre todo, por los aficionados". Luego, insistió: "La gente que ha jugado al fútbol no puede aceptar una decisión así. Ha matado el partido. Sinceramente, me parece vergonzoso. El Barcelona es suficientemente bueno, pero quieres que te den la oportunidad de jugar un partido normal". "Ha sido una broma de mal gusto", dijo el propio Van Persie.

"Entiendo que Wenger diga lo que ha dicho", comentó Pep Guardiola. "Si me pasa a mí, igual pienso lo mismo", añadió antes de invitar a su colega a tomarse un vino y hablar del partido dentro de unos meses después de que el francés le hiciera un único comentario: "Me ha dicho que felicitara al árbitro. Pero, si hablamos de fútbol, la realidad es que no han dado tres pases seguidos. Si él cree que han perdido por la expulsión, está en su derecho. Pero en la ida pasaron muchas cosas y nosotros pensamos en lo que hicimos mal para perder ese partido". La consecuencia se vio ayer: "Hemos tenido el 70% de la posesión. No han chutado a puerta ni una vez.

Aseguró el técnico azulgrana que cuando el Barça encajó el gol del empate solo pensó una cosa: "Que habíamos hecho demasiadas cosas bien para ir igualados a uno". "Pero nos hemos recuperado, hemos vuelto a jugar muy bien y hemos creado muchas ocasiones", añadió. Después elogió el partido de su equipo y entre los destacados citó a Mascherano: "Es una realidad, es un hecho. Sabe de qué va esta historia, este oficio. Lo conoce como nadie. Tiene experiencia. Es el capitán de Argentina, sabe todos los recursos del fútbol y por eso juega como juega". El Jefecito, que pidió el cambio después de quitar la pelota a Bendtner cuando encaraba a Valdés en el último suspiro del partido, en una acción decisiva, no parece sufrir nada grave: el cansancio se le acumuló en los gemelos.

"Mascherano ha hecho un partidazo", reconoció Alves. "Aquí todos los jugadores son importantes. A pesar de lo que se hablaba de que la plantilla era muy corta, hay que tener calidad, no cantidad. Cuando no está un jugador, sale otro y deja el nivel muy alto", abundó el brasileño, que contradijo a Wenger. "A Van Persie ya le había perdonado la tarjeta roja en la primera parte. El árbitro solo ha aplicado las reglas", dijo antes de resumir el partido en una frase: "La única ocasión que tuvieron la pusimos nosotros".

Xavi consideró que el Barça fue muy superior: "Aquí y en Londres, siempre dominamos los partidos, tuvimos la pelota. Eso me deja la sensación de que hemos sido superiores al Arsenal". Reconoció que el equipo tuvo un fallo: "Nos ha costado más de la cuenta por la poca efectividad hoy". Admitió que la expulsión del delantero holandés fue rigurosa, aunque convino que, si se aplica el reglamento, era tarjeta amarilla. En cierta manera, al volante le decepcionó el Arsenal: "Que jugaran tan a expensas del Barça sí me ha sorprendido. Esperaba que se lanzaran más al ataque, que jugaran más alegres". Antes de agradecer a la afición su apoyo, también se acordó de Mascherano y Busquets: "Son una pasada para el equipo. Vamos a valorarlos como se merecen de una vez porque han estado espectaculares".

Abidal, preguntado por el rival al que desea enfrentarse en los cuartos de final, manifestó: "Espero que el Olympique de Lyon gane el miércoles próximo y jugar contra ellos". El zaguero francés es de Lyon y llegó al Barça procedente del Olympique. Abidal pudo haber respondido con estas palabras a las declaraciones de Florentino Pérez apenas unas horas antes del partido del Camp Nou. El presidente del Madrid, que todavía debe jugar la vuelta de los octavos de final contra el Lyon, le comentó a Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural y culé: "Soy un caballero y no quiero que perdáis. Me conformo con un empate". Al Barça no le habría bastado con un empate para pasar a los cuartos de final. Ganó y espera rival.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.