Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Irresistible, pero no invencible"

La prensa británica reconoce la superioridad del conjunto azulgrana sobre los 'gunners' .- La UEFA expedienta a Wenger y Nasri

La UEFA abrió ayer sendos expedientes disciplinarios a Arsène Wenger y Samir Nasri "por comentarios inapropiados" contra el árbitro suizo Massimo Busacca. La expulsión de Van Persie al poco de comenzar la segunda parte, justamente después de que el Arsenal lograse el gol del empate momentáneo con el Barcelona, centró ayer los comentarios de la prensa británica junto a las fogosas declaraciones del técnico francés. Pero hubo también un reconocimiento unánime de que el equipo azulgrana fue el justo vencedor de la eliminatoria.

Prácticamente nadie mencionó en Londres el incidente del penalti a Messi en la primera parte, al igual que nadie subrayó el penalti a Pedro en la ida antes de que se anulara un gol a Messi. El hecho de que el Arsenal se quedara con 10 jugadores se consideró el factor decisivo. Hace dos años, cuando el Barça tuvo que remontar con 10 la eliminatoria en Stamford Bridge tras ser expulsado Abidal de forma tan discutible como Van Persie, los comentarios se centraron en la media docena de penaltis reclamados por el Chelsea, no en que los azulgrana se impusieran en inferioridad numérica.

"Persecución, injusticia", titulaba ayer el tabloide The Sun. Pero los reproches al árbitro no llegaron hasta la ceguera de no admitir que el Barcelona fue superior. Especialmente, entre los diarios de calidad. "Una clase aparte", titulaba The Daily Telegraph. "El Arsenal, furioso después de que 10 hombres caigan ante un Barça brillante", escribía Henry Winter.

En The Guardian, Kevin McCarra firmaba una crónica que, si uno no hubiera visto el partido, le dejaría la impresión de que fue un toma y daca. Sin embargo, titulaba con enormes caracteres: "Audaz, brillante Barcelona". Mientras Richard Williams dedicaba su columna a analizar el catastrófico taconazo de Cesc que permitió al Barcelona abrir el marcador, el prestigioso Paul Hayward se centraba en Messi, que, a su juicio, confirmó "su estatus de justiciero".

Los cumplidos hacia el Barcelona abundaron. Las críticas se centraron en los goles que desperdiciaron. Una capacidad de fallar, destacaron, que le llevó a la derrota en el Emirates y a un paso de la tragedia en el Camp Nou. Muchos enviados especiales destacaron en sus crónicas que, a pesar del apabullante 19-0 con el que el Barça humilló al Arsenal en remates, Mascherano le salvó la eliminatoria a tres minutos del final al adelantarse al remate de Bendtner.

"El Barcelona puede ser irresistible, pero no es de ninguna forma invencible", concluía McCarra en The Guardian.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.