Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chelsea rompe la banca con Fernando Torres

El delantero abandona el Liverpool y firma por los 'blues', que pagan por él 58,8 millones, el sexto traspaso más caro de la historia y el más costoso de un futbolista español

Fernando Torres posa con la camiseta del Chelsea.
Fernando Torres posa con la camiseta del Chelsea. WWW.CHELSEAFC.COM

Las oficinas de Chapel Street, donde el Liverpool negocia los fichajes, y las de la ciudad deportiva de Melwood, donde se firman los contratos, fueron ayer un auténtico hervidero. Lo mismo que las del Chelsea en Cobham, donde el propietario del club, Roman Abramóvich, abría de par en par su talonario. Y Fernando Torres (Fuenlabrada, Madrid; 1984), a bordo de un helicóptero, era el epicentro, la llave que movía todos los hilos. Así, a falta de que The Kid pasara anoche la revisión médica, tenía pie y tres cuartos en el Chelsea para convertirse, por 58,8 millones de euros, en el sexto traspaso más caro de la historia ?superado por los de Cristiano Ronaldo (94 millones: del Manchester United al Madrid), Zidane (75: del Juventus al Madrid), Ibrahimovic (66: del Inter al Barça), Kaká (65: del Milan al Madrid) y Figo (61,5: del Barça al Madrid). Y, de paso, en el traspaso más caro de un español. Le sigue Mendieta (del Valencia al Lazio en 2001 por 48 millones) y Villa (del Valencia al Barça el verano pasado por 40). Curiosamente, el tercero más caro a nivel nacional era el del propio Torres, cuando el Liverpool pagó al Atlético 36 millones .

Torres acudió por la mañana al entrenamiento del Liverpool. Horas después, se marchó a su casa y aguardó los acontecimientos. Pronto se rompió la baraja. El delantero Andy Carroll, que ya ha debutado con la selección inglesa de la mano de Fabio Capello, cabello largo recogido en una coleta, físico imponente y cañón por zurda, presentó el transfer request (petición de traspaso) en las oficinas del Newcastle. Al principio, se lo rechazaron, hasta el punto de que se programó una rueda de prensa para decir que el futbolista no se movía. Pero luego llegó la oferta del Liverpool, de 40 millones, y los 'urracas' recularon. Así que Carroll, con 22 años y 11 dianas en lo que va de temporada, promesa del fútbol británico, que fue acusado y absuelto de una supuesta violación, cogió un helicóptero camino de Liverpool.

Aprobada la operación de Carroll (a las siete de la tarde), el Liverpool se puso de inmediato en contacto con la empresa Bahía, que representa a Torres. "Por fin podemos discutir los términos del contrato de Fernando con el Chelsea", se felicitaron los agentes, a la vez que volaban junto con el ariete hacia Cobham, la ciudad deportiva 'blue'. Atrás quedaban los avisos matutinos y vacíos del técnico del Liverpool, Kenny Dalglish. "Estamos igual que hace tres días, cuando rechazamos el transfer request de Fernando", dijo, "y no hemos traído a nadie como reemplazo de nadie". Se refería, claro, a Luis Suárez, el delantero del Ajax que llegó hace un par de jornadas por 26,5 millones. Pero el técnico red remató la jugada con una advertencia: "Las personas más importantes del Liverpool son las que quieren estar aquí". Y Torres, hastiado de no ganar un título desde que en 2007 y de la mano de Rafa Benítez firmara por el Liverpool, quería marcharse . Abramóvich hizo realidad sus sueños.

Mientras el trasiego de fichajes alcanzaba su cénit, el Chelsea publicó en su web que había concluido el ejercicio financiero del curso pasado con beneficios por primera vez desde que llegara, en 2003, el magnate ruso (lleva gastados más de 700 millones en contrataciones): 4,4 millones de superávit para dejar la deuda en 80. Pero luego se rompió la banca: pagó 58,8 por Torres. Un delantero que ha firmado como red 81 goles en 142 encuentros. Y con 65 en la Premier tiene el mejor registro (uno cada 120 minutos), por delante de Drogba (cada 151), su próximo compañero en la delantera del Chelsea con permiso de Anelka. Y lo podrá hacer en la Champions, toda vez que el Liverpool juega la Liga Europa.

El gasto de Torres le debió de parecer poco a Abramóvich ; también acordó con el Benfica el fichaje del central David Luiz (21 millones más seis variables). También cedieron al delantero Sturridge al Bolton. Replicó el Liverpool, que tentó sin éxito al Aston Villa por Ashley Young e hizo una oferta a Charlie Adam, mediocentro del Blackpool. Los reds también dieron la salida al zaguero Konchesky, que se marchó cedido al Nottingham (Segunda División). El Newcastle, más comedido, logró la cesión del medio Stephen Ireland (Aston Villa).

Con los 94,8 millones que suponen la suma de sus traspasos del Atlético al Liverpool (36) y del Liverpool al Chelsea (58,8), Torres entra en la lista de los jugadores por los que más dinero se ha pagado. Una relación que encabezan Anelka (133 millones), Crespo (121), Zidane (115), Verón (114) y Cristiano Ronaldo (100). Incluso en los foros británicos se bromeaba con el gasto de Abramóvich por Torres. "El once titular del Arsenal, Szczesny, Sagna, Djourou, Vermaelen, Clichy, Nasri, Song, Cesc, Walcott, Wilshere y Van Persie, cuesta 51,5 millones", señalaba; "Torres, 58,8". Unas cifras que no importó en absoluto a la cincuentena de aficionados que se reunió a las puertas de Melwood y quemaron varias camisetas de Torres. Poco después paseaba por ahí Carroll con el médico red feliz por firmar su traspaso. Al tiempo, a eso de las 20.50, aterrizaba el helicóptero de Torres en Cobham. "Ya hay acuerdo entre los clubes. Ahora falta que Fernando pase la revisión médica y firme el contrato". Todo, con prisas, antes de la medianoche, antes de echar la persiana al mercado invernal inglés.

Emigra Torres al Chelsea y del 'Spanish Liverpool' solo queda Reina. El domingo, en Stamford Bridge, se miden ambos equipos. Y The Kid, como hicieron antes Ferrer, De Lucas y Del Horno, vestirá al fin de azul.

Más información

  • El delantero abandona el Liverpool y firma por los 'blues', que pagan por él 58,8 millones, el sexto traspaso más caro de la historia y el más costoso de un futbolista español