MONTAÑISMO

Cuenta atrás en la cima del mundo

Edurne Pasaban y Oh Eun-Sun intentan mañana hollar su último 'ochomil' y convertirse en la primera mujer en lograrlo

EL PAÍS

Edurne Pasaban y Oh Eun-Sun se preparan para, mañana, si el tiempo lo permite, luchar por convertirse en la primera mujer en pisar los 14 ochomiles del planeta. Las dos mujeres ya están en la cordillera del Himalaya, una en Nepal y la otra en el Tíbet. Miss Oh se enfrentará a la montaña más temible y mortal, el Annapurna (8.091 metros) y Edurne Pasaban al Shisha Pangma (8.027 metros). Para las dos es su último ochomil . También las dos fracasaron el pasado otoño en coronar esas cumbres.

La vasca de 36 años y la surcoreana de 44 se preparan para algo que ya consiguió en 1986 Reinhold Messner. El italiano ganó la partida al polaco Jerzy Kukuczka hace 24 años. El polaco terminó la gesta un año después, los dos conquistaron todas las cumbres sin oxígeno.

Más información
Pasaban y Oh Eun Sun, lucha en la cima del mundo
Pasaban corona el Annapurna
A una cima de la meta
Edurne Pasaban gana tiempo en la lucha con Miss Oh
"Duro, duro, muy duro"

Mañana, la alpinista española buscará entrar en la historia en una carrera a 8.000 metros de altura. Una batalla en la que han perdido la vida ocho mujeres. La última tragedia, la de la surcoreana Mi-Sun Go, de 41 años y con 11 ochomiles ascendidos entre 2006 y 2009, que desapareció en el descenso de la cima del Nanga Parbat (8.125 metros). Pasaban busca cerrar un sueño que comenzó en 2001, cuando pisó la cima del Everest (8.848 metros), su primer ochomil. Miss Oh se estrenó en 1997 en la cima del Gasherbrum II (8.035 metros).

La hazaña ha estado salpicada en los últimos días por las palabras de la española cuestionando que Miss Oh pisara el Kanchenjunga en mayo de 2009, la tercera montaña más alta del planeta. Ayer, en su blog , la española se alejaba de la polémica y escribía: "Cuando hace unos años pensé terminar los 14 ochomiles, decidí hacerlo porque me apasiona escalar montañas, disfruto mucho, es mi vida. Y nunca como algunos creen para hacerme rica y famosa".

Un sueño que está cerca. Pasaban tiene, en principio y siempre mirando al tiempo, una montaña más fácil que la de Miss Oh. Aunque el cielo, las condiciones meteorológicas impidieron este domingo subir al Annapurna a la surcoreana, será el enemigo de las dos alpinistas en el techo del mundo.

Edurne Pasaban cuenta a EL PAÍS SEMANAL la experiencia de su desafío a la naturalezaVideo: ÁLVARO CORCUERA / PAULA CASADO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS