Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 30ª jornada de Liga

La Real suma su cuarta victoria a costa de Osasuna

El equipo 'rojillo' continúa su mala racha a pesar de la gira americana

La Real Sociedad continúa fuerte en el estadio de Anoeta tras enlazar esta tarde su cuarto triunfo consecutivo, en esta ocasión ante un Osasuna (2-0, con goles de Uranga y Karpin) al que la gira por Estados Unidos de las dos últimas semanas no ha hecho olvidar sus ya endémicas carencias defensivas. Aunque el equipo rojillo aseguraba que el viaje había servido para oxigenar a los jugadores y renovar los ánimos, con la derrota de hoy sigue sin ganar un solo partido en lo que va de año. Así, en los últimos 11 partidos, el club navarro únicamente ha sumado cuatro de los 33 puntos en juego.

Los donostiarras habían mostrado en días anteriores su temor a que Osasuna renaciera precisamente en Anoeta y ofreciera aquí su mejor imagen, como así ha sido hasta que ha tirado por la borda en cinco minutos todo el trabajo desarrollado durante una primera mitad, en la que el conjunto de Javier Aguirre ha estado muy serio en las tareas defensivas, su principal déficit esta temporada. Por su parte, la Real ha vuelto a dejar patente que es un equipo capaz de lo mejor y de lo peor en el mismo encuentro, fruto de la inexperiencia de gran parte de su plantilla. Después de 10 minutos muy prometedores, con buen juego y velocidad en su fútbol, ha sufrido una terrible falta de ideas que le ha dejado en varias ocasiones a merced de un rival que tampoco llegaba a creérselo.

Lo mejor del encuentro ha estado en las gradas de Anoeta, que ha registrado su mejor entrada de 2005 con 24.220 espectadores. Allí se han dado cita un buen número de hinchas navarros que se han dejado notar, a lo que se ha sumado una mayor afluencia de seguidores locales, aunque ambas aficiones han tenido que hacer un alarde de imaginación para disfrutar el partido, dada la pobreza de juego y la falta de remate de ambos conjuntos. La emoción ha llegado con una jugada de inteligencia de Valery Karpin, el hombre que más en forma está de la Real en estos últimos encuentros.

Siempre Karpin

Karpin ha permitido al conjunto de Jose María Amorrortu fraguar su triunfo, al asistir el futbolista ruso a Uranga, quien, sorprendiendo a los centrales de Osasuna, ha rematado libre de marca el balón cedido por su compañero (minuto 42). Y ha sido el propio Karpin, en el tiempo de descuento del primer periodo (minuto 45+), quien se ha aprovechado de un error defensivo, uno más de Osasuna esta temporada, y ha convertido en gol el regalo de Cruchaga al intentar ceder un balón a su portero, ante la incrédula mirada de Javier Aguirre, que se ha quedado petrificado en su banquillo.

La segunda mitad ha tenido un mayor ritmo, motivado en gran parte por la necesidad del equipo navarro por tratar de equilibrar la contienda, algo que pudo estar más cerca si a los cinco minutos de la reanudación Josetxo no se hubiera encontrado con un excepcional Riesgo, quien ha abortado su remate tras un saque de esquina con la afición navarra casi cantando el gol.

Amorrortu ha planteado un encuentro más conservador, ha cedido voluntariamente el control a su rival y ha esperado a que otra genialidad de Karpin o Kovacevic dejara el partido definitivamente resuelto, algo que pudo lograr el ariete serbio en un remate al larguero con Elia totalmente batido. En rueda de prensa, el técnico de la Real se ha mostrado muy satisfecho a pesar de que el triunfo no haya estado acompañado de bueno juego. Amorrortu ha considerado que su equipo ha sido el "justo vencedor" y que, con esta victoria, la Real Sociedad "da un paso hacia delante".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.