La tierra prometida de la colombiana ‘Los reyes del mundo’ gana la Concha de Oro de San Sebastián

La actriz española Carla Quílez, protagonista de ‘La Maternal’, obtiene ‘ex aequo’ el premio, junto al francés Paul Kircher, a la mejor interpretación principal. El premio especial del jurado fue para la estadounidense ‘Runner’

La colombiana Laura Mora, con la Concha de oro en la mano por 'Los reyes del mundo', rodeada de su equipo técnico y artístico.Foto: JAVIER HERNANDEZ | Vídeo: EPV

Los reyes del mundo, segundo largometraje de la colombiana Laura Mora, se ha coronado con la Concha de Oro de la 70º edición del festival de cine de San Sebastián. Desde el mismo día de su proyección, esta road movie sobre la búsqueda del paraíso perdido, esa tierra prometida que persiguen de forma obstinada un grupo de chicos de las calles de Medellín, se situó entre las favoritas de la sección oficial del certamen. Se trata de una película de una vitalidad contagiosa, con el telón de fondo político de los desplazados por el conflicto armado que ha vivido Colombia durante décadas. Llena de hermosos momentos, como el de una carretera de la selva surcada a toda velocidad por unos chavales en bicicleta atados a un camión por una cuerda o el baile de los cinco con unas viejas prostitutas, Los reyes del mundo retrata la violencia endógena de Colombia desde la mirada de una directora que en su primera película, Matar a Jesús (2017), buceaba en el desgarro por el asesinato a manos de un sicario de su propio padre.

Los cinco chicos de la película, actores naturales reclutados en los márgenes, se apoderan de la pantalla con su bello ímpetu. Unos sintecho enganchados al pegamento y las pastillas que desean encontrar una nueva oportunidad en el trozo de tierra de los abuelos de uno de ellos, un lugar perdido que el chico ha logrado reclamar al Estado. Rodada en el Bajo Cauca antioqueño por un equipo en su mayoría de mujeres, Los reyes del mundo resulta deslumbrante en su viaje a los orígenes pero también en su manera de abrazar a sus personajes y evitar la sangre gratuita. Desde su inevitable pesimismo, prevalece la hermandad de un grupo de amigos dispuestos a recuperar la dignidad perdida en su búsqueda de un nuevo El Dorado.

El premio especial del jurado, el segundo en importancia y también incontestable, fue para Runner, ópera prima de la estadounidense Marian Mathias. Concisa en sus 76 minutos, sin apenas diálogos, la película embarca al espectador en un paisaje de grises y marrones en el que una cría que acaba de cumplir 18 años carga con el plomizo legado de un padre arruinado y enfermo. La plasticidad de la cinta, su manera de evocar a través de planos fijos un paisaje interior doloroso y fracturado, es notable.

Otro debut, la japonesa Hyakka (A Hundred Flowers), de Genki Kawamura, se ha llevado la Concha de Plata a la mejor dirección por una historia maternofilial sobre la pérdida de la memoria que, a través de largos planos-secuencia, confronta a una madre aquejada de alzhéimer con un hijo atrapado en un trauma de infancia. El premio ex aequo a la mejor interpretación fue para dos intérpretes muy jóvenes metidos en la piel de sendos críos obligados a un abrupto choque de madurez. La debutante española Carla Quílez ha sorprendido con su furioso trabajo en La Maternal, la película de Pilar Palomero sobre la maternidad adolescente. Quílez destila verdad en su retrato de una niña, tan tozuda como herida, enfrentada al problemático vínculo con su propia madre a través del dolor de una maternidad precoz. Paul Kircher, hijo de la actriz Irene Jacob y con más experiencia a sus espaldas, se apodera con fuerza de la pantalla en Le lycéen, en la que el francés Christophe Honoré recrea el traumático trance de la prematura pérdida de su padre.

El premio a la niña Renata Lerman por su trabajo en la argentina El suplente entra dentro de lo anecdótico, como destacar la fotografía de una película tan menor como Pornomelancolía. El convencional drama chino Kong Xiu (A Woman) se apuntó el tanto del mejor guion. Fueron las tres peores decisiones del jurado presidido por el productor argentino Matías Mosteirín y formado por la directora de reparto y cineasta francesa Antoinette Boulat, la realizadora y guionista danesa Tea Lindeburg, el cineasta y artista visual de Lesoto Lemohang Jeremiah Mosese, el director y guionista islandés Hlynur Pálmason y la periodista y escritora española Rosa Montero. La actriz estadounidense Glenn Close, presidenta del jurado en un principio, se cayó del grupo días antes de empezar el certamen por un asunto familiar grave. Fue un jarro de agua fría para un festival soleado que se abrió y cerró con dos días lluviosos.

Palmarés y otros premios del festival

Concha de Oro: Los reyes del mundo, de Laura Mora.

Premio Especial del Jurado: Runner, de Marian Mathias.

Concha de Plata a la mejor dirección: Genki Kawamura, por Hyakka (A Hundred Flowers).

Concha de Plata a la mejor interpretación protagonista: ex aequo para Carla Quílez (La Maternal) y Paul Kircher (Le lycéen).

Concha de Plata a la mejor interpretación de reparto: Renata Lerman, por La suplente.

Mejor guion: Dong Yun Zhou y Wang Chao, por Kong Xiu (A Woman).

Mejor fotografía: Manuel Abramovich, por Pornomelancolía.

Nuevos Directores: Fifi, de Jeanne Aslan y Paul Saintillan.

Horizontes latinos: Tengo sueños eléctricos, de Valentina Mauriel.

Zabaltegi – Tabakalera: Godland, de Hlynur Pálmason.

Premio del Público: Argentina, 1985, de Santiago Mitre.

Premio de la Juventud: A los libros y a las mujeres canto, de María Elorza.

Premio Fipresci: Suro, de Mikel Gurrea.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS