El consumo excesivo de agua mató a Bruce Lee

Un estudio realizado por médicos de la clínica madrileña Jiménez Díaz defiende que el mito de las artes marciales, famoso por su “Be water, my friend”, falleció por hiponatremia, un fallo en los riñones

Bruce Lee, en 'Juego de la muerte' (1978), realizada con material filmado antes de su muerte.
Bruce Lee, en 'Juego de la muerte' (1978), realizada con material filmado antes de su muerte.corbis

Cuando Bruce Lee murió en Hong Kong el 20 de julio de 1973, con tan solo 32 años, ya era un mito de las artes marciales y una estrella del audiovisual. Su fallecimiento agrandó la leyenda, más aún cuando las causas de su defunción nunca quedaron aclaradas. El actor de películas como Furia oriental y El furor del dragón y de series como El avispón verde o Longstreet sigue siendo hoy una referencia filosófica (fusionó pensamiento y forma física) y cinéfila. El anuncio de BMW en 2006 con su monólogo Be water, my friend (Sé agua, amigo; en realidad, parte del guion de la serie Longstreet) recuperó su aura para las nuevas generaciones, y sus fans le defienden ante ataques como el de Quentin Tarantino en Érase una vez... en Hollywood, en el que se burlaba de su estilo en las peleas (el personaje que encarna Brad Pitt le derrota sin miramientos). Pero la chapuza de su autopsia, que solo apuntaba a un edema cerebral aunque no a las causas que lo provocaron, incentivó todo tipo de teorías sobre su muerte, incluidas las conspiranoicas, que señalaban a la triada, la mafia china. Hasta esta semana: un estudio publicado en el número de diciembre de 2022 de la revista Clinical Kidney Journal sostiene como principal hipótesis de su fallecimiento a una hiponatremia, “la incapacidad del riñón para excretar el exceso de agua”, se lee. El estudio ha sido realizado por un equipo de siete médicos del departamento de Nefrología e Hipertensión de la madrileña Fundación Jiménez Díaz.

En el estudio se puede leer: “La hiponatremia es frecuente, ya que se encuentra en hasta un 40% de las personas hospitalizadas y puede causar la muerte en personas jóvenes sanas. El hecho de que somos el 60% agua no nos protege de las consecuencias potencialmente letales de beber agua a un ritmo más rápido de lo que nuestros riñones pueden excretar. Irónicamente, Lee hizo famosa la cita ‘Sé agua, amigo’, pero el exceso de agua parece haberlo matado en última instancia”. María Vanessa Pérez Gómez, especialista adjunta del Servicio de Nefrología y una de las investigadoras detrás del estudio, apunta por teléfono: “No esperábamos tanta repercusión, aunque sí queríamos que la gente entendiera la importancia de los riñones en la salud”.

El día de su muerte, Bruce Lee estaba trabajando en Juego de la muerte, que se estrenaría un lustro después de su fallecimiento. Visitó a la actriz protagonista, Betty Ting Pei, en su casa de Hong Kong. Al final de la tarde, Lee sufrió un terrible dolor de cabeza, por lo que su compañera le dio un analgésico, Equagesic. Su cerebro se hinchó y pasó de 1.400 gramos a 1.575. Bruce Lee fue declarado muerto a las 22:15; tres cuartos de hora después, el productor y socio del actor, Raymond Chow, publicó un comunicado en el que mintió sobre el lugar del deceso: publicó que la estrella había fallecido en su casa junto a su esposa, Linda C. Emery, quien corroboró esta versión. Tenían miedo a los rumores. En la autopsia no se hizo referencia al cannabis que había en su cuerpo, aunque años después los médicos presentes lo confesaron.

El actor Steve McQueen besa la tumba de Bruce Lee en el funeral celebrado en Seattle en 1973. Al fondo, sentados, la viuda de Lee, Linda C. Emery, y sus hijos Brandon y Shannon.
El actor Steve McQueen besa la tumba de Bruce Lee en el funeral celebrado en Seattle en 1973. Al fondo, sentados, la viuda de Lee, Linda C. Emery, y sus hijos Brandon y Shannon.Getty

Bruce nació en San Francisco (California), aunque sus padres volvieron a Asia, a Hong Kong, cuando él era un crío. Allí comenzó a entrenar a los 13 años y a practicar las artes marciales chinas del Taichí, con su padre como profesor, y posteriormente el Wing Chun con el maestro Ip Man. Empezó en el cine encarnando a niños y adolescentes. Desde muy pequeño, apareció en películas interpretando a niños y posteriormente a adolescentes, hasta que a los 18 años retornó a Estados Unidos, a estudiar Filosofía en la Universidad de Washington. En Seattle se casó y tuvo dos hijos, hasta que, asentado ya como maestro de artes marciales y estrella fulgurante de la televisión gracias a su personaje de Kato en El avispón verde, se trasladó a Los Ángeles, donde dio clases a famosos como James Coburn o Steve McQueen, y se hizo amigo de Chuck Norris o Kareem Abdul Jabbar. En EE UU le iba bien, pero no acababa de cuajar por culpa del racismo y de su encasillamiento. En la famosa entrevista televisiva del 9 de diciembre de 1971, en el show de Pierre Berton (de donde sale el extracto del anuncio de BMW con el “Be water, my friend”) en Hong Kong, adonde el actor se había mudado, Lee habla de todo ello e intenta regatear su condición de estrella del cine, a pesar de ser muy consciente de que lo es. Sus filmes batieron tres veces el récord de película más taquillera en todo el mundo: Kárate a muerte en Bangkok (1971), Furia oriental (1972) y El furor del dragón (1972). Todo quedó truncado con su fallecimiento.

La doctora Pérez Gómez explica que no han contado con nuevas informaciones, sino que han analizado “y reinterpretado toda esa documentación disponible para todo el mundo”. Entre ellas, que el actor solo tenía un 1% de materia grasa corporal (el porcentaje recomendado por la Organización Mundial de la Salud es del 10-20%), que acababa de perder 10 kilos a causa del estrés por el rodaje de Operación dragón, que medía 1,71 metros y pesaba 60 kilos. “A eso hay que sumar otras consideraciones que confirmaban que podía haber sufrido esta intoxicación por agua”, desgrana.

Bruce Lee, poco antes de su muerte.
Bruce Lee, poco antes de su muerte.

“A la hiponatremia se llega bien por una ingesta descomunal puntual de líquido o bien por otra forma, que es la que creemos que ocurrió con Lee. Y reside no en que bebas una forma exagerada de agua una vez, sino que acumules factores de riesgo que hacen que a tus riñones les cueste eliminar agua. Por ejemplo, el actor bebía mucha agua, su dieta se basaba principalmente en líquidos, como zumo de zanahoria, comía poco y consumía bastante marihuana, que provoca una gran sed, opioides por sus dolores y diuréticos como la Furosemida. El ejercicio excesivo, como fue su caso, puede provocar el aumento de producción de la hormona antidiurética, con lo que te cuesta eliminar el agua. Unas semanas antes ya había sufrido otro edema cerebral acompañado de fracaso renal agudo. En ese momento tuvo la urea [sustancia orgánica tóxica que se expulsa a través de la orina y del sudor] en 92 mg/dl”. Por encima de 40 ya es alarmante, de 100 es mortal. “Si a eso ese día le sumó una ingesta grande de agua, ya tenemos la hiponatremia”.

¿Cuánta agua bebió Lee? “Nunca lo sabremos, y además no es importante para el resultado. Cada persona es distinta. Es bueno beber líquidos, pero insisto: cada ser humano es diferente, cada dieta —si comes mucha fruta, que contienen bastante líquido— afecta de manera diversa, y desde luego, habría que computar cuántos solutos ingieres: me refiero en especial a la sal”, responde la doctora. “Nosotros lo que queremos es que la gente entienda la importancia de dietas saludables, de los factores de riesgo y de cuidados al riñón. Los riñones no solo limpian, sino que producen una hormona antienvejecimiento, otra que previene la anemia y vitamina D, fundamental para la salud ósea”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS