ÓPERA

La ópera vuelve a sonar en el mundo

El Teatro Real de Madrid abre su temporada con una delirante ‘Cenicienta’ de Rossini y el Covent Garden reabre sus puertas este lunes con un ‘Rigoletto’ protagonizado por el español Carlos Álvarez

Un momento de la representación de 'La Cenerentola', con el reparto que estrenó la producción en Oslo en 2017.
Un momento de la representación de 'La Cenerentola', con el reparto que estrenó la producción en Oslo en 2017.Erik Berg / Ópera de Oslo

La temporada de ópera arranca con grandes expectativas. Si el año pasado los principales coliseos del mundo dedicados al género se mantuvieron en silencio excepto los españoles, este nuevo curso la música volverá a sonar en toda Europa. La Scala de Milán y la Ópera de París retomaron la actividad poco antes de verano y esta misma noche reabrirá sus puertas al público por primera vez después de la pandemia el histórico Covent Garden de Londres, que regresa con el estreno de una nueva producción de Rigoletto, de Verdi, protagonizada por el barítono español Carlos Álvarez y la soprano Lisette Oropesa.

En España coincidirá casi en el tiempo el arranque de las temporadas del Teatro Real de Madrid y el Liceu de Barcelona. El Liceu empieza el 22 de septiembre con Ariadne auf Naxos, de Strauss, con Josep Pons a la batuta y puesta en escena de Katie Mitchell. Al día siguiente, el Real estrenará La Cenerentola, de Rossini, con dirección musical de Riccardo Frizza y escena de Stefan Herheim. El Palau de les Arts de Valencia inaugurará el curso el 30 de septiembre con el Réquiem de Mozart bajo la batuta de James Gaffigan y puesta en escena de Romeo Castellucci. Y el Maestranza de Sevilla, el 3 de octubre con Madama Butterfly, de Puccini, con dirección musical de Alain Guingal y escena de Joan Anton Rechi.

El optimismo reina en el mundo de la ópera, aunque la pandemia todavía impone muchas limitaciones. En este tipo de producciones participan muchos profesionales (entre 150 y 300) y son necesarias medidas preventivas muy estrictas para evitar contagios. En este sentido, los coliseos españoles llevan un año de ventaja y afrontan la nueva temporada con los protocolos engrasados. En realidad, lo que pesa más son las restricciones de aforo: “Para una institución como el Teatro Real, donde el 50% del presupuesto entra por taquilla, estas limitaciones suponen un gran daño. Abrimos la temporada con un 66%, pero tenemos la esperanza de que en el siguiente estreno ya podamos vender el 100%”, ha reconocido esta mañana Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, presidente del Patronato del Real, durante la presentación a la prensa de La Cenerentola.

Más información

La popular obra de Rossini, título emblemático del género bufo, es la primera que sonará en la que será la temporada número 100 desde que se inauguró el Teatro Real y la 25 desde su reapertura. Números redondos que el coliseo celebrará con un total de 276 funciones de 16 producciones. Joan Matabosch, director artístico del coliseo, ha subrayado el carácter festivo, jocoso y delirante del montaje elegido para inaugurar el nuevo curso, una coproducción de la Den Norske Opera de Oslo y la Opéra National de Lyon presentada en ambos teatros en 2017. “Rossini y el libretista, Jacopo Ferretti, cogieron La Cenicienta y le quitaron las hadas. A partir de ahí, la puesta en escena de Herheim explica la historia como un cuento burlesco, rebosante de humor paródico, frenético y regocijante, liberado de lo verosímil y lejos de la ortodoxia de una narración convencional. Se burla de lo kitsch al mismo tiempo que lo asume dentro del lenguaje del espectáculo, en el que además se pueden distinguir homenajes al cómic, al musical, al cine de Walt Disney y a la estética circense”.

Hay también un importante juego metateatral en la propuesta de Herheim. La Cenicienta del cuento es aquí una limpiadora del teatro a la que Rossini, convertido en un personaje más, decide convertir en protagonista de la historia. Algo que no desentona en absoluto con la composición musical, según el maestro Frizza: “Rossini no compuso su partitura a partir del argumento, sino que se dejó llevar por la música. Por eso la historia no se cuenta de forma lineal, sino de una manera muy libre. A eso juega también esta puesta en escena”.

Un doble reparto dará vida a los personajes de La Cenerentola, encabezados por las mezzosopranos Karine Deshayes y Aigul Akhmetshina. El Real ofrecerá 15 funciones del 23 de septiembre al 9 de octubre, con un preestreno el 20 de septiembre para público joven. Todas las representaciones estarán dedicadas a Teresa Berganza, que dejó su impronta en el personaje protagonista y lo hizo brillar en múltiples ocasiones.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50