_
_
_
_

La brecha salarial entre hombres y mujeres alcanza el 19,6% en la industria cultural

Un informe realizado por la SGAE constata altos porcentajes de discriminación por género en el sector audiovisual, las artes escénicas y la música

Raquel Vidales
Brecha salarial mujeres
Una mujer ante el patio de butacas del teatro María Guerrero de Madrid.CRISTÓBAL PRADO

La brecha salarial entre hombres y mujeres en la industria cultural alcanza el 19,6%. Es una de las principales conclusiones de un amplio informe realizado por la SGAE tras recabar datos entre sus asociados, tanto hombres como mujeres, relacionados con su situación laboral desde una perspectiva de género. La diferencia se deriva de dos tipos de discriminación: por un lado, hay más hombres que mujeres en posiciones de poder y, por otro, muchas mujeres tienen sueldos inferiores a los que reciben hombres en puestos de igual categoría. Para la investigación, que se ha presentado este lunes coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, se han realizado mil entrevistas entre los afiliados a la SGAE.

Según el estudio, titulado Autoras en el audiovisual, la música y las artes escénicas. Un estudio sobre el desarrollo profesional desde una perspectiva de género, la media de ingresos anuales como autores de los varones es de 17.647 euros, mientras que la de las mujeres es 14.192 euros. Además, el porcentaje de mujeres afiliadas a la SGAE es solo del 17%, lo que quiere decir que la presencia femenina en el ámbito de la creación es ínfima. Es decir, los hombres realizan trabajos de mayor visibilidad (dirección, autoría de guiones o textos dramáticos, coreografía o composición), mientras que las mujeres suelen realizar trabajos menos reconocidos (enseñanza, producción).

Esto tiene que ver, según la investigación, con el hecho de que a la mujer encuentra más dificultades cuando manifiestan su intención de ser “autoras”. “Se la apoya menos, se la intenta disuadir en mayor medida y hasta se le indica con bastante más detalle que a un hombre a qué otra cosa debería dedicarse. Todo esto da lugar a una menor autoconfianza, a que haya menos mujeres con vocación de ser autoras y que la vocación, cuando se acepta o descubre, aparezca más tardíamente que entre los hombres”, asegura el informe.

Una de las grandes aportaciones de este trabajo es que se trata de una investigación transversal y sistemática que permite hacer comparaciones entre los tres sectores que se han analizado: el audiovisual, la música y las artes escénicas. De esta manera se podrá hacer también un análisis de los tres campos sostenido en el tiempo para ver cómo evoluciona la situación en los próximos años. De entrada, el informe detecta que las mujeres que trabajan en el sector audiovisual son el colectivo más sensibilizado con la cuestión de género. En artes escénicas se observan diferencias según las disciplinas: las que se dedican al teatro son mucho más reivindicativas que las profesionales de la danza. En el terreno de la música destaca el bajo porcentaje de mujeres compositoras, letristas o arreglistas: suponen solo el 16,1% del total de las que trabajan en este campo, frente al 36% de los varones.

Lo que sí es un denominador común en los tres sectores es que la baja presencia de las mujeres en el sector cultural no se corresponde con su formación académica. En el conjunto de los afiliados a la SGAE, el 68,9% de las mujeres tienen algún título universitario, máster o doctorado, mientras que este porcentaje se queda en un 48,6% en el colectivo masculino.

Sobre la firma

Raquel Vidales
Jefa de sección de Cultura de EL PAÍS. Redactora especializada en artes escénicas y crítica de teatro, empezó a trabajar en este periódico en 2007 y pasó por varias secciones del diario hasta incorporarse al área de Cultura. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_