Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empleo cultural batió el récord en 2019 con 710.200 trabajadores

Los datos desvelan que la precariedad se corrige levemente, pero las diferencias entre sexo son significativas: hay una mayor proporción de hombres trabajando, un 60%

Escena de 'Naufragios de Álvar Núñez', de José Sanchis Sinisterra, dirigida por Magüi Mira.
Escena de 'Naufragios de Álvar Núñez', de José Sanchis Sinisterra, dirigida por Magüi Mira.

Los 710.200 trabajadores culturales registrados en 2019 marcan la cifra más alta registrada en el sector en España. Hasta el momento la cumbre había sucedido en el año en el que todo se congeló: cuando llegó la crisis financiera en 2008 trabajaban 706.300 personas en las industrias culturales. Tras una caída laboral que tocó fondo en 2012 (con 569.200 empleados), el sector ha crecido poco a poco hasta un nuevo récord, según ha hecho público el Ministerio de Cultura y Deporte, con datos obtenidos de la encuesta de población activa del Instituto Nacional de Estadística (INE). El volumen de empleo vinculado al ámbito cultural creció de esta manera un 2,9% respecto a 2018 y supone un 3,6% del empleo total en España.

Este crecimiento se concentra en el estirón que ha dado la categoría de “profesionales y técnicos del mundo artístico y cultural”, con 388.500 empleados. La de “escritores, periodistas, lingüistas, artistas creativos e interpretativos, archivistas, bibliotecarios y conservadores” ha quedado congelada en 169.300 trabajadores. El sector que más puestos de trabajo ha perdido ha sido el dedicado a las actividades cinematográficas, de vídeo, radio y televisión (de 81.900 a 76.100 personas).  

El sector aporta el 3,6% del empleo total en España

El 68,8% del empleo de este sector es asalariado, cifra muy inferior a la observada en el total, 84,3%. A pesar de ello, hay una leve corrección de la precariedad: en 2019 creció la contratación indefinida entre los asalariados del sector, al contrario de lo sucedido en 2018, al computarse 362.200 trabajadores indefinidos, un crecimiento del 3,8%. Por otro lado, los contratos temporales se redujeron a 126.300, un 5,3% menos que 2018.

El problema de la desigualdad

Los datos desvelan diferencias significativas por sexo: en cultura hay una mayor proporción de hombres trabajando, un 60%, frente al 54,3% del conjunto del empleo. En 2019 se emplearon en el sector 284.300 mujeres y 425.900 hombres. El empleo femenino crece un 5,2% respecto al año anterior y el masculino, un 1,4%. El mayor número de mujeres trabajadoras en este ámbito se concentra en las “actividades de diseño, creación, traducción, artísticas y espectáculos”, con 67.500 mujeres. Y en la que menos representada está, con 28.800 personas, es en las “actividades cinematográficas, de vídeo, radio y televisión”. Este es el sector más masculino, con 91.400 trabajadores.

Donde hay menos hombres trabajando es en las bibliotecas, archivos, museos, edición de libros y periódicos, con 39.200 trabajadores. Es, precisamente, el sector con más mujeres, y el único en el que superan a los hombres, con 45.600 trabajadoras. A pesar de ello, en esta área han desaparecido en un año casi 4.000 mujeres empleadas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >