_
_
_
_
Crítica | El palacio ideal
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Una catedral del ‘art brut’

Jacques Gamblin y Laetitia Casta protagonizan esta bonita película sobre el cartero Cheval y su loca obra

Elsa Fernández-Santos

Esta historia alucinante está basada en la vida real de Joseph Ferdinand Cheval, un cartero del sur de Francia con algún tipo de discapacidad intelectual que durante 33 años construyó un palacio inspirado en una piedra de forma escultórica que se encontró en su ruta de trabajo y también en los lugares exóticos que solo en su imaginación llegó a conocer. Sin moverse nunca de su región y sin ninguna formación en arte o arquitectura, el cartero Cheval construyó canto a canto una especie de castillo de arena gigante lleno de recovecos, grutas, cuevas y guiños a los santuarios de oriente que él solo conocía por postal. Como Frederic Prokosch imaginó sin salir jamás de Wisconsin el fabuloso viaje de Los asiáticos, el modesto y marginado cartero Cheval creó un monumento lleno de animales salvajes, naturalezas exóticas, personajes bíblicos y detalles de templos hindúes, árabes y egipcios sin que nadie jamás lograra entender del todo cómo lo hizo ni qué pasó exactamente por su cabeza.

Dirigida por Nils Tavernier, El palacio ideal es una bonita película en la que destacan Jacques Gamblin en la piel del frágil cartero y Laetitia Casta en la de su segunda esposa. La película recorre su vida a través de su palacio y también de la relación que tuvo con sus hijos, especialmente con su hija pequeña Alice, a quien él dedicó su obra. Una historia increíble y a ratos muy triste que Tavernier endulza lo justo. Con la mirada siempre perdida, Jacques Gamblin logra una difícil cercanía con un personaje esquivo, un hombre fuera de la realidad pero a la vez muy pegado a su rutina y a los suyos y que Gamblin despoja poco a poco de la tentadora caricatura. En definitiva, un homenaje a una catedral del art brut en la que confluye todo el misterio de las expresiones artísticas que ocurren al margen y que, pese a que André Malraux lo declaró Patrimonio Cultural y hoy es una atracción turística, se erige como un oráculo de los insondables secretos del cerebro.

EL PALACIO IDEAL

Dirección: Nils Tavernier.

Intérpretes: Jacques Gamblin, Laetitia Casta, Florence Thomassin, Bernard Le Coq, Natacha Lindinger.

Género: drama. Francia, 2018.

Duración: 105 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos
Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_