Marlborough recula y anuncia que no cerrará su espacio en Nueva York

La galería, que comunicó su clausura en junio, se encuentra inmersa en una batalla judicial entre el consejo de administración y la saga familiar que la gestionaba

Pierre Levai, presidente de Marlborough Gallery New York, en la nueva sede de la Galería Marlborough en Barcelona.
Pierre Levai, presidente de Marlborough Gallery New York, en la nueva sede de la Galería Marlborough en Barcelona.Caterina Barjau

Apenas tres meses después de anunciar su cierre, a finales de junio, la galería Marlborough de Nueva York recula: finalmente no clausurará su icónico espacio, que representa desde su nacimiento en 1963 a algunos de los artistas contemporáneos más destacados del mundo, desde Jackson Pollock a Mark Rothko y Robert Motherwell.

Más información
Cierra la galería Marlborough en Nueva York
Todos los hombres de Marlborough

Se trata del último capítulo, no se sabe si el definitivo, de una larga lista de desencuentros y rivalidades mantenidos por los miembros de la saga familiar que gestiona la multinacional de galerías de arte fundada en Londres en 1946 por Frank Lloyd. La reestructurada galería neoyorquina abrirá de nuevo, tras varios meses sin actividad por la covid, el 26 de septiembre bajo la dirección del marchante Douglas Walla.

Max Levai, de 26 años y director de la Marlborough Chelsea en Nueva York.
Max Levai, de 26 años y director de la Marlborough Chelsea en Nueva York.Caterina Barjau

Este 16 de septiembre, el consejo de la galería (compuesto por Stanley N. Bergman y Franz Plutschow) y su antiguo presidente y sobrino nieto de Lloyd, Max Levai, han interpuesto entre ellos sendas demandas judiciales. Levai ha demandado a la galería por 10,8 millones de dólares porque, según él, los miembros del consejo organizaron un “golpe” que culminó el pasado mes de junio con su expulsión y la de su padre, Pierre Levai, quien empezó a gestionar la galería en Manhattan en los años setenta, y con la decisión de cerrar la galería.

“Es desafortunado que hayamos tenido que llegar hasta aquí, pero dadas las acciones de Marlborough, no me queda otra alternativa”, ha declarado Max Levai por correo electrónico a Artnet News. Levai también acusa a los miembros del consejo de intentar arruinar su reputación y haber hackeado su cuenta de Instagram, de acuerdo con ArtNews. Según Max Levai, las decisiones tomadas en junio por el consejo tuvieron lugar en un momento en que su padre, Pierre Levai, de 83 años, se encontraba “incapacitado”, afectado gravemente por el coronavirus. En su demanda, los miembros del consejo ponen en duda este extremo.

La galería, por su parte, alega que Levai ha cometido fraude, difamación y conspiración civil, ente otras cuestiones, y le demanda por ocho millones de dólares. Según el escrito que han presentado, Marlborough Gallery ha perdido 18,7 millones de dólares entre 2013 y 2019, de los cuales la mayor parte, 14,5 millones, los achacan a la mala praxis del defenestrado presidente, que ascendió a ese puesto en 2019 en sustitución de su padre.

“Los Levai estaban inmersos en un patrón de transacciones ideadas en su propio interés y para enriquecerse, e insistían en frustrar y minar a los gestores responsables de Marlborough, todo en beneficio de Max Levai y Pierre Levai y en detrimento de Marlborough”, reza la demanda interpuesta por la galería y reproducida por ArtNews.

En junio, Anne Barthe, la directora de la sucursal madrileña de Marlbourough, inaugurada en 1992, aseguró a este periódico que el cierre en Nueva York no afectaría a las operaciones en España, que incluyen a artistas como Antonio López, Manolo Valdés, Soledad Sevilla, Blanca Muñoz y Juan Genovés. Marlborough estrenó otra sede en Barcelona en 2006.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS