Una disparatada comedia musical reabre las puertas del Teatro Español

‘Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban)’, dirigida por José Troncoso, celebra la importancia del arte y los sueños

Jorge Usón y Carmen Barrantes, en 'Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban).
Jorge Usón y Carmen Barrantes, en 'Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban).Javier Naval

Hasta que llegó el “maldito día”, sus jornadas transcurrían entre tornillos y tuercas. La plácida y tranquila existencia de una pareja aragonesa meticulosamente ordenada, Esteban y Marigel, al frente de su ferretería de barrio, se desbarató aquel “maldito día” en el que descubrieron la música y el teatro. Porque entonces Esteban, poseído por un sentimiento nuevo, se rebeló contra el conformismo y convirtió su vida en un grotesco musical, ante la mirada atónita de su mujer. José Troncoso es el autor y director de Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban), un esperpento musical con el que el Teatro Español reabre sus puertas tras el cierre por la pandemia y que protagonizan Jorge Usón y Carmen Barrantes. El montaje con música en directo, compuesta para piano por Mariano Marín, colaborador habitual de Alejandro Amenábar, se estrena en la sala principal del centro municipal el próximo viernes.

La emoción que el ferretero Esteban siente la noche que el teatro le traspasa el alma es parecida a la que vive el equipo de este espectáculo, plagado de humor y misterio, ante la cita que supone subir al escenario del Español, tras casi seis meses de cierre y una reapertura que, en palabras de su directora, Natalia Menéndez, se realizará con unas medidas de seguridad apropiadas para que “todo el mundo pueda venir con alegría, tranquilidad y ganas de disfrutar”. Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban), una producción de la compañía aragonesa Nueve de Nueve Teatro que se estrenó hace dos años en Zaragoza, y que cuya representación estaba prevista la primavera pasada en las Naves de Matadero, adquiere hoy, según Troncoso, un sentido nuevo. “La obra es una llamada irrevocable al arte, con la sensación, ahora más que nunca, de que el arte es una cuestión vital. Soñar y volar a destinos inventados ensancha nuestros límites, pero hay que estar preparados para saltar sin red. Es una función que propone un duelo, sin vencedores, entre lo que queremos y lo que debemos hacer”, asegura Troncoso, que recuerda que después de la Segunda Guerra Mundial el público abarrotó los teatros europeos, sediento de otros mundos.

El montaje, anárquico, ecléctico y divertido, supone toda una celebración de la capacidad transformadora de la música y el teatro, poniendo al espectador ante el espejo de si es posible un mundo sin arte, un mundo sin locos. Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban) juega con referencias musicales al cine mudo, a Chaplin, Buñuel o Fellini y también al propio folclore nacional, en el que no falta una jota aragonesa.

Poco antes del primer ensayo general en el Español, tanto Usón (Zaragoza, 1980) como Barrantes (Jaén 1977) se pararon a reflexionar sobre el salto colectivo y cualitativo que supone esta función en plena crisis de la covid-19. “¿Quién se iba a imaginar que la frase ‘con lo bien que estábamos’ iba a cobrar tanto sentido con la pandemia. Esta obra tiene ahora una nueva mirada y creemos que se va a completar con un público que no es el mismo que hace dos años. Igual que la gente tenía muchas ganas de tomarse una cerveza con los amigos, también hemos visto la necesidad del ciudadano de acercarse al teatro. El parón ha provocado que en nosotros se despierten otras cosas y ese despertar es el que creo que va a completar la función con una nueva lectura”, reflexiona la actriz. Y Usón parafrasea las palabras del dramaturgo aragonés Mariano Anós: “El teatro es el mejor remedio contra la pandemia, porque a partir de la lejanía consigue la mayor de las proximidades y a partir de lo individual se llega a las catarsis colectivas”. El intérprete pone el acento en que el encuentro humano que se vivirá dentro del Teatro Español completará la compleja realidad que estamos viviendo. Y lanza una promesa: “Saldremos al escenario como auténticos gladiadores”.

El periodista y el lector

Utilizando las reflexiones y discusiones de dos reporteras, Maruja Torres (Barcelona, 77 años) y Mónica García Prieto (Badajoz, 46 años), en el libro 'Contarlo para no olvidar', el actor y director Miguel Rellán pone en escena el montaje con el mismo título, en el que se habla en voz alta del contrato del periodista con el lector, la responsabilidad de los medios o la banalización de la información. Protagonizada por Nuria González y Nuria Mencía, 'Contarlo para no olvidar' se estrena el 8 de septiembre en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español, en Madrid. Para Rellán, la obra cumple el requisito del teatro que es el de suscitar preguntas. Por encima de todas ellas, una clave: “¿Estamos entretenidos o informados?”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción