Columna
i

¿Adiós a todo esto?

Un canto a las películas que hablan de cine en tiempos de una pandemia que pone en peligro la subsistencia del modelo de salas tal como lo conocíamos

El ritual duraba más de cien años. Y muchos de sus feligreses confirmarán que entre las mejores cosas que les ocurrieron en la vida el acto de ir al cine ocupó un lugar privilegiado. Solos o acompañados, ese refugio, ese placer, las sensaciones que provocaba, la ensoñación, la capacidad para descubrirte otros mundos, narrar historias apasionantes, imaginativas o realistas, la conexión con tus sentimientos más hondos, parecía inagotable, otorgaba vida. Y hacía tiempo que ese público ancestral y fiel generación tras generación h...

Más información