El amor en tiempos de Aute

Fue la gran temática del cantautor, pero siempre lo trató desde la más profunda honestidad, aunque doliese

Luis Eduardo Aute, en el barrio de Gràcia de Barcelona el pasado agosto. En vídeo, repaso a al vida del artista.ATLAS

“Y así sucede, que entre la fe y la felonía, la herencia y la herejía, la jaula y la jauría, entre morir o matar... Prefiero amor, amar, prefiero amar, prefiero amar”. Este arrebatado verso pertenece a la canción Prefiero amar, una de las muchas que ha dedicado Luis Eduardo Aute (que ha muerto a los 76 años) al sentimiento más enigmático y complejo de la existencia humana. Hablamos del amor, claro, tan tratado en la música y muchas veces de forma pueril. Nunca lo hizo así Aute.

“Vivir sin amor es caminar como un zombi. Sentirse querido por otro, sentir que tu existencia tiene sentido porque otro aprecia que estés vivo es lo más grande que hay. Es cuando el amor justifica la vida”, comentó en una ocasión. Si se hace un análisis de la obra de Aute (poesía, pintura, escultura y sobre todo textos de canciones), se constata que las cuitas amatorias, tanto del alma como del cuerpo, inundan la obra de este irrefrenable inconformista.

Además de en las canciones, Aute elaboró una teoría original y sincera de lo que significa el amor. En la entrevista del DVD que acompaña al disco Humo y azar, Aute declara: “El amor es un invento del ser humano para poder sobrevivir. Cuando el ser humano se da cuenta de que el paso por la vida es finito, se pregunta: ‘No he pedido venir aquí, estoy aquí y no sé para qué estoy’. Y como no encuentra respuestas, se inventa el amor para huir de esa realidad y poder vivir”. En Alevosía condensa el gran sentimiento universal en este genial verso: “Ay, amor, ay, dolor, yo te quiero con alevosía”.

Más información

También trató el tema desde una posición amarga, cuando esas cuatro letras cruciales pierden su sentido más puro. Lo hizo en la canción Amor, te digo esa palabra, donde canta, con su voz más solemnemente susurrada: “Amor, te digo esta palabra, mil veces repetida, acaso sin pensarla, como una letanía/ Amor, te digo esta palabra, que se me hace vacía a fuerza de nombrarla, no sé qué significa”.

Y también para huir de la soledad, que es la gran enfermedad, la soledad involuntaria. Y el amor es la mejor terapia. “El odio forma parte del sentimiento amoroso. Lo que no es la misma cosa es la indiferencia. Eso es lo contrario al amor. La indiferencia es lo peor que hay”, dijo.

Tanto el amor como la vida los resumió el artista en la canción Pasaba por aquí, que hoy, el día de su muerte, adquiere todo el sentido: “Si yo solo pasaba, pasaba por aquí”.



Sobre la firma

Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción