Detenido en Cuba el artista y activista Luis Manuel Otero Alcántara

Un grupo de organizaciones de derechos humanos afirma que será sometido a un juicio sin garantías. Las autoridades lo acusan por ultraje a los símbolos patrios y daños a la propiedad

El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara.
El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara. / Europa Press

Las autoridades cubanas detuvieron el domingo al artista visual y activista Luis Manuel Otero Alcántara, crítico contra el régimen cubano y a quien acusan de ultraje a los símbolos patrios y daños a la propiedad. Organizaciones de derechos humanos han denunciado que a Otero Alcántara se le han violado sus derechos y podría ser sometido a un “juicio sumario”, algo que catalogan como un procedimiento breve y sin garantías, cuyo resultado será una condena de dos a cinco años de prisión.

Más información

El artista —cuyos performances artísticos han levantado ampollas en el régimen de La Habana— ha estado desde hace años bajo el ojo de oficiales de Seguridad del Estado, la temida policía política cubana. Según el colectivo de activistas Movimiento San Isidro, Otero Alcántara ha sometido a un constante hostigamiento por parte de ese cuerpo de seguridad. En 2018 fue detenido más de 20 veces “con uso de la fuerza y violencia”, mientras que el año pasado sumó 15 detenciones.

En lo que va del año, el joven de 33 años ha sufrido tres arrestos. El último se produjo el domingo, al dejar su casa acompañado de su novia, Claudia Genlui. La pareja pretendía participar en una “besada pública”, una protesta convocada por la comunidad LGBTIQ en la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión en respuesta a la censura de la televisión cubana de un beso homosexual en la película Love Simon, lo que generó indignación en la isla. La comunidad gay de La Habana es uno de los movimientos críticos más beligerantes de Cuba y sus integrantes sufren constantemente el acoso de las autoridades. En mayo pasado la policía cubana interrumpió una marcha inédita por los derechos del colectivo, que no había sido autorizada por el régimen.

“Durante el proceso de la detención a Luis Manuel, fue reducida con extrema violencia policial Claudia Genlui, aparentemente por intentar documentar el arresto. Fue golpeada por una policía mujer, lanzada al piso y dejada en la vía pública, sin proceso alguno, su celular fue secuestrado sin mediar documentación o registro, lo que entendemos como un robo desde las mismas fuerzas de seguridad del Estado y del orden público”, escribieron integrantes del Movimiento San Isidro en su cuenta de Facebook.

Un grupo de activistas de este colectivo acudieron el lunes a la sede de la policía cubana para exigir información sobre el artista. Un oficial les informó que Otero Alcántara sería sometido a un “juicio sumario breve” en los diez días posteriores al arresto. Se le acusa de desacato agravado, ultraje de símbolos patrios y daños a la propiedad. Otero Alcántara es una voz incómoda para el régimen cubano, que no admite ningún tipo de críticas.

El joven ha enfurecido a las autoridades al pasearse con un casco en la cabeza por las calles de La Habana para denunciar el mal estado de las viviendas, que se derrumban constantemente, ocasionando muertes. También se ha arrastrado por las calles capitalinas con una piedra encadenada a los pies, para denunciar la falta de democracia y libertad de expresión. Él es uno de los fundadores del Movimiento San Isidro, el colectivo de artistas creado en 2018 como respuesta a la ley conocida como Decreto 349, que establece restricciones y censura a los artistas que quieran presentar en público sus obras. Según esta legislación, las autoridades podrán censurar obras, presentaciones, conciertos o exposiciones si consideran que estas violentan la política cultural revolucionaria.

“Luis Manuel Otero Alcántara ya está preso y esperando un juicio sumario. Las figuras jurídicas que antes habían establecido contra él “desacato agravado” y “ultraje a los símbolos patrios” no llevan el peso suficiente para juzgarlo y encarcelarlo, y ahora agregan una nueva figura: “daños a la propiedad” para aumentar el peso de su caso en materia legal”, denunciaron activistas del colectivo. “Recordamos que el uso de la fuerza represiva innecesaria, la arbitrariedad policial, el abuso físico sobre los ciudadanos indefensos y la puesta en práctica de figuras legales arbitrarias, puede ser considerada como terrorismo de Estado, y como tal ser entendida por los organismos internacionales y los estados soberanos nacionales”. Esta agrupación hizo un llamado “a los artistas cubanos y del mundo a alzar su voz” frente “al régimen cubano, injusto y dictatorial”.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50