Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carme Portaceli: “La decisión de mi cese ha sido política, aunque creo que no ha habido razones ideológicas”

La directora del Teatro Español se despide con una carta leída en público

Carme Portaceli, directora del Teatro Español, ayer, tras leer su carta de despedida.
Carme Portaceli, directora del Teatro Español, ayer, tras leer su carta de despedida.

Carme Portaceli (Valencia, 64 años) dejará la dirección del Teatro Español a finales de este mes, tras la decisión de la nueva Delegada de Cultura, Turismo y Deportes, Andrea Levy, del Ayuntamiento de Madrid, del que depende la institución teatral, de no prorrogarle el contrato, al igual que ha hecho con el responsable artístico de Naves Matadero, Mateo Feijóo. El Ayuntamiento de Madrid tiene la intención de agrupar de nuevo a estos dos centros teatrales bajo una misma dirección, después de que el anterior equipo de Gobierno municipal de Manuela Carmena decidiera separarlos y nombrar a diferentes directores. “Mi cese ha sido claramente una decisión política, aunque creo que detrás no hay razones ideológicas”, aseguró Portaceli tras la lectura pública de una emocionada carta de despedida ayer por la tarde en la sede del Teatro Español.

Tanto Portaceli como Feijóo fueron elegidos en septiembre de 2016 tras un concurso público, convocado por el Ayuntamiento, tras despedir al entonces responsable del teatro, Juan Carlos Pérez de la Fuente. El contrato que firmaron entonces era de tres años prorrogables. Andrea Levy, que estuvo presente en la presentación de la nueva temporada del Español el pasado junio, se ha comprometido a respetar la programación decidida por Carme Portaceli, aunque todavía se desconoce si la directora cesada podrá acompañar el desarrollo de los montajes preparados para esta temporada: “Mi proyecto era mucho más amplio. Ahora lo que me preocupa es el desarrollo de esta temporada. Mi deseo sería poder acompañarla para que fuera como está soñada, para poderle dar el buen trato que merece ese esfuerzo y las personas que están en ella. Al producirse mi cese, no sé si podré velar por ella. Ojalá las instituciones tuvieran la sensibilidad para que así fuera”.

Levy comunicó su decisión a Portaceli a través de una llamada telefónica el pasado lunes 2. Desde entonces, no ha habido ningún tipo de comunicación entre ellas, aunque sí contactos con los responsables de la empresa Madrid Destino. Según fuentes municipales, todavía no se ha tomado la decisión sobre si convocar un concurso público o elegir al nuevo responsable del Español y Naves del Matadero a dedo.

Portaceli ha leído la carta tras la presentación de los cuatros primeros espectáculos de esta temporada. En ella hace un balance positivo de su paso por el centro teatral, pero lamenta que su trabajo se vea interrumpido por su cese. “Todavía quedan muchos proyectos por realizar y afianzar”, aseguró la todavía directora, que reconoció que se va “muy satisfecha” porque ha podido confirmar con “hechos que mi gestión ha ido creciendo exponencialmente”.

En los tres años en los que Portaceli ha estado al frente de la dirección artística de la institución municipal (su programación arrancó en enero de 2017), la asistencia y recaudación ha ido en aumento. Según datos del propio centro, 2016 cerró con un porcentaje de asistencia del 33% y una recaudación de 780.000 euros. En 2017, estas cifras ascendieron al 54% de ocupación y una recaudación de 1.325.000 euros. En 2018 la ocupación alcanzó un 75% de ocupación con cerca de 1.500.000 euros, mientras que en los seis meses transcurridos de programación de 2019 se mantiene, por el momento, una asistencia del 76% y 1.073.000 euros recaudados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >