Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Berlusconi

Coinciden en Movistar dos series sobre dos personajes poderosos unidos por la prepotencia y los escándalos sexuales

 Toni Servillo caracterizado como Silvio Berlusconi en la película de Paolo Sorrentino.
Toni Servillo caracterizado como Silvio Berlusconi en la película de Paolo Sorrentino.

Coinciden en la oferta de Movistar dos series sobre dos personajes poderosos unidos por la prepotencia y los escándalos sexuales: Roger Ailes, fundador de Fox News (La voz más alta) y Silvio Berlusconi (Silvio (y los otros). Suponemos que ya se estará pergeñando algún guión sobre el magnate Jeffrey Epstein, muerto el pasado sábado en su celda de la prisión de alta seguridad a la espera de su juicio por explotar sexualmente a decenas de niñas. Poder, dinero y sexo, la revalorizada tríada del siglo XXI.

MÁS INFORMACIÓN

En el caso de la miniserie de Paolo Sorrentino, la plataforma advierte que se han recuperado 54 minutos sobre el largometraje estrenado el pasado año. Una recuperación que justifica su emisión en dos capítulos y perjudica notablemente el resultado final tras una muy larga introducción al personaje, sin su presencia, en la que se muestra el ambiente de interminables fiestas repletas de jóvenes bellas y promovidas por un empresario arribista que ansía acceder a il cavaliere para ampliar sus negocios.

El segundo capítulo es mucho más interesante aunque siempre con ese regusto por el simbolismo y la sofisticada puesta en escena de Sorrentino que, probablemente, sorprende y distancia al mismo tiempo. Toni Servillo es el protagonista absoluto entre una pléyade de aduladores que, naturalmente, utilizan los elogios para sacar provecho. Sorrentino traza un perfil del protagonista en base a su obsesión por el sexo, su torpeza ante catástrofes como el terremoto en L'Aquila y su inútil intento de recuperar a su segunda mujer, harta ya de las infidelidades de su marido. El largo cruce de acusaciones entre Verónica Lario y Berlusconi, cuando le anuncia su intención de divorciarse es, sin duda, uno de los momentos más brillante de la notable serie.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información