Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlo Feltrinelli: “Leer hoy un libro es un acto revolucionario”

El editor italiano, dueño de Anagrama y las librerías La Central, abre el Foro Edita

Carlo Feltrinelli
Carlo Feltrinelli conversando con Jorge Herralde, en el foro Edita de Barcelona.

“En una época en que estamos conectados a todo 24 horas al día y que recibimos miles de mensajes, leer un libro es un acto revolucionario: aislarse de todo y destinar tiempo para uno mismo sólo puede verse así”, aseguró ayer el editor italiano Carlo Feltrinelli, presidente del grupo homónimo y propietario en España de la editorial Anagrama y la cadena de librerías La Central, en la inauguración en Barcelona de la cuarta edición del foro Edita, las jornadas profesionales del sector que coorganizan el Gremio de Editores de Cataluña y el Máster en Edición de la Universidad Pompeu Fabra. Junto a aquella dejó caer otra frase similar en su trasunto ideológico: “Hemos pasado de la era de la galaxia Gutenberg a la era de la galaxia Zuckerberg”, añadió citando al creador de Facebook.

Tienen su carga de profundidad viniendo de lo que representa Feltrinelli: su grupo editorial cuenta con un envidiable catálogo no exento de exquisiteces, un canal de televisión y un programa de radio cultural, una agencia de viajes con 20 rutas literarias, una fundación dedicada a las ciencias sociales y una escuela de humanidades, además de 119 librerías (que le proporcionan el 65% de sus ingresos). Y, en España, con la editorial Anagrama, a la que desde el año pasado suma el 63% de La Central. A todo ello, se añade la sombra de su padre, Giangiacomo, que puso la primera piedra del grupo en 1955, pero que mutó paulatinamente en revolucionario, fichado por la CIA y el FBI como uno de los castristas más peligrosos en Europa y que falleció en un episodio nunca del todo demasiado claro, cuando manipulaba unos artefactos explosivos destinados a un supuesto sabotaje.

Homenajeó Feltrinelli a su progenitor varias veces de manera tácita al hablar de la necesidad de recuperar la “idea de la utopía del progreso” en un momento en el que “el mercado de las ideas está sufriendo daños quizá irreparables; hemos sustituido cultura por contenido”. Los culpables, esa galaxia Zuckerberg, “unas plataformas tecnológicas que imponen las formas de comunicación, distribución y búsqueda”, y a las que puso apellidos: Google y Amazon, que han ayudado a destruir un ecosistema que formaban, hasta hace apenas 15 años, “partidos políticos que generaban ideas, una televisión y radio generalistas que proporcionaban imágenes coherentes del mundo, unos grandes periódicos que marcaban la agenda sociopolítica y unas librerías sólidas no amanezadas por distribuidores gigantescos; con todos el libro creó simbiosis”. Basándose en el frenazo del ebook por el “cansancio digital”, el editor aseguró que el libro puede mantener su centralidad propia si logra "un diálogo sereno y una estabilidad jurídica con los grandes players”.

Precedió a Feltrinelli la directora general del Libro del Ministerio de Cultura, Olvido García-Valdés, que aseguró que se trabaja para cerrar la creación de la biblioteca provincial de Barcelona y que el lema de la presencia en España en la Feria de Francfort en 2021 como país invitado será España, país plural.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >