Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Dave Bartholomew, el trompetista más arrollador de Nueva Orleans

Con 4.000 canciones registradas, hizo tándem y compartió éxitos con Fats Domino.

Foto de diciembre de 1999 de Dave Bartholomew (izquierda), que estrecha la mano de Fats Domino (en el centro con gafas y kepi).
Foto de diciembre de 1999 de Dave Bartholomew (izquierda), que estrecha la mano de Fats Domino (en el centro con gafas y kepi). AP

El trompetista Dave Bartholomew, icono de la música de Nueva Orleans (EE UU) y uno de los pioneros del rock and roll, ha fallecido este domingo a la edad de 100 años, según ha informado su familia a medios estadounidenses. Productor, compositor e instrumentista, Bartholomew destacó sobre todo por su recordada y fructífera alianza con el pianista Fats Domino, con quien triunfó en los años 50 alumbrando un sonido que, tomando las enseñanzas del rhythm and blues y el boogie-woogie, ayudó a sentar las excitantes bases del rock and roll. Su enorme obra cuenta con 4.000 canciones registradas.

El trompetista era la quintaesencia del rhythm and blues de la ciudad. Bartholomew hizo durante los cincuenta una obra arrolladora. En los legendarios estudios de grabación J&M de Cosimo Matassa, compuso toda una retahíla de canciones. Por esas cuatro paredes también pasaron Ray Charles, Little Richard, Dr. John, Allen Toussaint o Etta James. Sin ir más lejos, ejerció de maestro de Allen Toussaint, como este ha reconocido varias veces.

Bartholomew nació en la Nochebuena de 1918 en Edgard (Luisiana), una pequeña población a orillas del Misisipi y a unos 60 kilómetros de Nueva Orleans, la ciudad en la que Bartholomew desarrollaría toda su carrera musical hasta erigirse en una leyenda del lugar. El artista encontró su primer amor musical en el jazz y en el genio de Louis Armstrong, una pasión que le llevó de joven a tocar con varias orquestas y grupos de Nueva Orleans.

En 1949 conoció al pianista Fats Domino, que falleció en 2017 a los 89 años y con quien compuso la famosa canción The Fat Man, que está considerada como uno de los primeros éxitos del rock and roll. El tándem formado por Fats Domino y Dave Bartholomew brilló como pocos en los años 50 en Estados Unidos gracias a temas que escribieron a cuatro manos, como Ain't That a Shame. Bartholomew también dejó su sello como productor en la inolvidable grabación de Blueberry Hill, que se convertiría en una de las canciones más famosas del pianista.

Como compañero de fatigas de Fats Domino sacó lo mejor de sí mismo como compositor y productor. Aquel equipo dio rienda suelta a la mezcla de estilos con sello de Nueva Orleans y publicó composiciones tales como Ain't it a Shame, I'm in Love Again, Blue Monday, I'm Walkin' o Valley of Tears

Bartholomew se erigió como un maestro del ritmo. Así, desde los setenta hasta nuestros días, el catálogo musical versátil que representa ha nutrido a gente como Elton John, Rolling Stones, Bob Seger, Dave Edmunds, Elvis Costello, Paul McCartney o Joe Cocker.

La desaparición de Bartholomew supone un nuevo golpe para Nueva Orleans, cuna de la música popular estadounidense y que en los últimos años ha tenido que despedir a algunas de sus figuras más importantes como Dr. John, que murió hace tres semanas; Fats Domino, que falleció en 2017, o Allen Toussaint, que perdió la vida en 2015.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >