Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cupido irrumpe en la escena musical sin prejuicios ni etiquetas

Los cinco miembros del grupo que ha unido a Pimp Flaco y Solo Astra hablan de su primer álbum, 'Préstame un sentimiento'

El grupo de música Cupido en la Casa de Canarias de Madrid.
El grupo de música Cupido en la Casa de Canarias de Madrid.

Los cinco miembros de Cupido no tienen muy claro cómo definir su música, pero sí que han logrado "un sonido único en España". El grupo formado por Pimp Flaco y la banda canaria Solo Astra (salvo por el batería, madrileño) ha publicado su primer álbum, Préstame un sentimiento, en el que han dejado a un lado el trap y el indie para acercarse al pop, aunque "un pop muy, muy nuevo", reflexiona Pimp Flaco. No dudan de que son jóvenes, sin prejuicios y, por ahora, huyen de las etiquetas.

Tras el lanzamiento el pasado octubre de su primer sencillo, No sabes mentir, lo que comenzó como una colaboración espontánea en 2017 continuó con un sonido y un nombre propio, Cupido. El grupo lo cuenta sentado en la Casa de Canarias de Madrid, "como en casa", se escucha cuando entran, agotados. Ya es domingo por la noche y acaban de llegar de un fin de semana de conciertos en Zaragoza y San Sebastián. Sin embargo, antes de empezar, se cambian de ropa para la foto. El mono, el chándal, esa imagen desarreglada tan cuidada es ya parte de su iconografía. A la hora de hablar, se sientan como en una coreografía ensayada: en medio, Pimp Flaco (voz), Luichi Boy (guitarra) y Toni D (guitarra) toman la iniciativa durante la entrevista; a los lados, Dannel (batería) y Al García (bajo) observan sin participar.

"Con este tema estábamos creando algo único, no sonaba a una mezcla entre las dos bandas, sino a algo sólido, a un proyecto nuevo. Y decidimos hacer algo más", comenta Toni D. Y así, señalan, fueron saliendo "ocho hits" que no estaban pensados para un disco, ni para nada en concreto. Durante estos meses han creado y trabajado juntos, aunque cuando se les pregunta si siguen una rutina de trabajo responden, casi a coro, con un "no". "Las cosas salen solas", dice Toni D. "Y es muy guay tener ese proceso, porque es algo espontáneo, y se nota. Si tienes una rutina supermecanizada al final los temas van a salir más aburridos. Como somos muy espontáneos haciendo las cosas eso se nota en las canciones, en la frescura", añade Luichi Boy.

Pimp Flaco explica que todo le inspira, desde las montañas y pinos de su casa en Barcelona hasta un capítulo de Los Simpson, musicalmente escuchan de todo y ninguno es capaz de señalar un estilo o músico en concreto. Por ejemplo, ¿en el coche? En las largas horas que acaban de recorrer en dos vehículos distintos el repertorio confirma sus palabras: boleros, hardcore, música clásica, urbana... o artistas como Manolo García y Los Delinqüentes. "¿Qué me aporta? Como Cupido puedo hablar de otros temas que a lo mejor quedarían un poco cursis en el trap", aunque Pimp Flaco ha dejado atrás parte de su aire gamberro, resalta que con Cupido no ha abandonado el estilo urbano, "con letras y lenguaje de la calle, actual". "Es algo que nadie sabe cómo llamar. ¿Música de los ochenta con autotune? No saben qué decir, y no es malo ni bueno, están igual que yo".

Lo llamen como lo llamen, afirman estar "un poco flipados" con la recepción del público. "Sacar un disco y que a los cinco días la gente esté gritándolo a muerte y se sepa cada frase mejor que tú...", comenta Luichi Boy mirando hacia Pimp Flaco, quien asiente: "Sí, yo ni me las sé aún, lo paso mal". "A la gente yo creo que le ha explotado un poco la cabeza, porque no se esperaba que fuera a salir algo así, y se nota en los conciertos:  hay un montón de público distinto y la gente lo vive muchísimo", continúa Luichi Boy. Este grupo, que se divierte observando cómo medios e industria buscan una manera de clasificarlos, considera que están creando "un espacio nuevo". "Creo que Cupido va a ser un poco padre de una nueva oleada en España. En unos años, cuando eso ocurra será más fácil buscar un término", apunta Tony D.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información