Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flamenco on Fire, un maratón de seis días de cante, toque y baile

Ketama, José Mercé, Tomatito, Rocío Molina e Israel Galván actúan en Pamplona en un festival que inunda toda la ciudad y llega hasta sus balcones

Artistas y organizadores del festival Flamenco on Fire, este miércoles en Madrid.
Artistas y organizadores del festival Flamenco on Fire, este miércoles en Madrid.

Desde las 12 del mediodía hasta pasadas las dos de la madrugada del 20 al 25 de agosto el compás tomará Pamplona, casi una semana en la que el festival Flamenco on Fire llenará las calles y los espacios de la ciudad con espectáculos en nueve espacios. Una cita que en esta 6ª edición le prestará especial atención al baile con espectáculos de Sara Baras, que abrirá el ciclo con Sombras en el auditorio Baluarte, Israel Galván y Rocío Molina, entre otros. Y en la que no faltará el flamenco en los balcones, un ciclo gratuito que se ofrece desde el Ayuntamiento, el Gran Hotel La Perla y un edificio de la calle de Mañueta. "El año pasado disfrutaron de estos conciertos en los balcones unas 45.000 personas. Vamos creciendo cada año", comenta el director del festival, Miguel Morán.

En la programación del Baluarte, por donde pasarán también Rocío Márquez y Jorge Drexler con su espectáculo Aquellos puentes sutilesdestaca el concierto de Ketama No estamos locos tour, que podrá verse el 21 de agosto. El trío, junto a otros muchos artistas, ha asistido a la presentación del festival y, como todos, no se libró de las bromas del presentador. "Los tres son de una familia que ha mamado el flamenco. Tres Habichuelas que se juntaron, se separaron y, de repente, han vuelto por narices", bromeó este miércoles en Madrid el humorista Juan Luis Cano, uno de los componentes del desaparecido dúo Gomaespuma, que hizo las veces de presentador del festival en El Corral de la Morería.

La broma la siguió Juan Carmona, quien recordó una anécdota en el tablao Los Canasteros: "Había un cantaor que siempre quería que yo le tocara, El Chato de la Isla. Todavía me acuerdo de la fatiga que pasábamos mirándonos". "Además de ser un festival para el público, el de Pamplona es un festival para los músicos, por lo bien que nos sentimos rodeados de compañeros, con tanto cariño y con tanta energía", añadió Josemi Carmona. "Han sido 14 años en los que me he sentido huérfano sin las guitarras de Juan y Josemi. Estamos felices de haber vuelto y venimos a dar el corazón en los escenarios, que es lo mejor que tenemos", afirmó Antonio Carmona.

José Mercé y Tomatito, que estarán en el Baluarte el 22 de agosto con su gira De verdad, celebraron volver a Flamenco on Fire, en el que ya habían estado por separado. "Estoy enamorado de este festival porque es uno de los mejores y el arte está en la calle. Y lo digo de verdad, porque yo no le hago la pelota ni a mi madre", declaró Tomatito, quien animó a las mujeres a tocar la guitarra flamenca. "Hay grandes concertistas de clásica, pero muy pocas guitarras flamencas en manos de mujeres". Para el guitarrista almeriense, el problema está en la escuela: "Falta más educación musical, porque es algo principal en la vida. Primero hay que conocer la música y luego que cada uno elija el género que quiera clásica jazz, flamenco..."

Flamenco on Fire, que este año tiene un presupuesto de 550.000 euros, de los cuales 90.000 los aportan patrocinadores privados, ha ido creciendo vertiginosamente desde los 8.900 espectadores con los que contó en su primera edición en 2014, hasta las 55.000 personas que asistieron al medio centenar de espectáculos de 2018. El lema de esta edición, Generaciones, mitos y promesas, ha inspirado no solo la programación del Ciclo Nocturno, en la que actuarán, entre otros, María Terremoto, Paloma Fantova, El Farru y Juan de Juan; sino también el cartel del festival, obra del artista Mikel Urmeneta. "El flamenco es como el euskera, un tesoro único que hay que mimar y transmitir de padres a hijos para que no se pierda. Por eso en mi cartel aparece una nueva vida que palpita y respecto a los colores, si algún aburrido ve banderas es que no se entera de nada", advirtió el artista que ha representado un feto dentro de una guitarra en rojo y amarillo. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >