Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filosofía ‘greensplash’ del Rototom alza su voz por el planeta

El festival de Benicàssim lanza con su lema, ‘Stand up for Earth’, un llamamiento “activo y en positivo” por la defensa de la tierra en su 26ª edición

Rototom Sunsplash
Sistema de recogida de vasos reutilizables del Rototom.

El Rototom Sunsplash 2019 será más "planetario" que nunca. El festival internacional reggae se pone en pie por el planeta y se marca como reto llamar la atención sobre el cambio climático y la necesidad de blindar el medio ambiente. Stand up for Earth es el lema sobre el que girará toda la acción social y cultural de la macrocita reggae, que celebrará su 26ª edición en Benicàssim (Castellón) del 16 al 22 de agosto con el firme convencimiento de volver a ser mucho más que un festival de música. Con él reafirma su compromiso con la defensa de los derechos humanos, la paz y el respeto al medio ambiente. Y todo ello a ritmo de reggae, un género musical recientemente reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, entre otros argumentos, por su capacidad para mover a la reflexión internacional sobre cuestiones como la injusticia y por su fuerza intelectual y sociopolítica.

Stand up for Earth invita al público “y a todas las personas que hacen posible este proyecto” a la reflexión y la búsqueda “activa y positiva” de soluciones colectivas y alternativas que ayuden a cambiar la deriva del planeta, “porque no existe un plan B para él”, señalan desde la organización.

Una deriva que está más en la palestra que nunca gracias a voces críticas como la de la adolescente sueca Greta Thunberg, que a sus dieciséis años se ha convertido en icono de la acción contra el cambio climático y ha inspirado las protestas estudiantiles que culminarán este viernes, 15 de marzo, en la huelga mundial contra el cambio climático (Global Strike for Future). Un parón que respalda el Rototom Sunsplash a través de la Asociación Cultural Exodus, que representa la vertiente más social del certamen, y al que se sumarán más de 25 ciudades españolas.

“Actualmente los problemas medioambientales han adquirido una dimensión muy preocupante que afecta a las diferentes jerarquías sociales, económicas, políticas y también de justicia social. Sin embargo, creemos que existen alternativas válidas. El cambio pasa por nosotras y nosotros mismos e incluye más participación, democracia y sensibilización”, añaden desde el Rototom Sunsplash.

Movilidad sostenible en el festival Rototom.
Movilidad sostenible en el festival Rototom.

Stand up for Earth estará muy presente en las áreas culturales del recinto de conciertos de Benicàssim, especialmente en Pachamama. Este espacio de reconexión con la Madre Tierra desde los valores de desarrollo sostenible, agroecología y salud actuará como epicentro en esta edición. Aquí se desarrollará el grueso de las actividades e iniciativas para informar, construir conciencia social, compartir conocimientos e interactuar. No obstante, el lema será también un punto de referencia en los debates del Foro Social -que ya en 2018 abordó la amenaza del plástico para los océanos y por el que han pasado invitadas de renombre como la activista ambiental Vandana Shiva- y de la Casa de la Palabra de African Village, otra de las áreas más activas y reivindicativas del festival.

A la programación diseñada en exclusiva para materializar este lema se sumarán las acciones de tinte social y ambiental que el festival viene desarrollando a lo largo de toda su trayectoria, como las dirigidas a eliminar el consumo de plástico o hacer un uso eficiente de los recursos hídricos durante el certamen. Juntas tejen la filosofía greensplash de la cita reggae, que ha sido reconocido en varias veces con el premio Greener Festival Award como uno de los festivales europeos más respetuosos con el medio ambiente.

Así, junto al uso consciente y racional del agua o la apuesta por los envases biodegradables y vasos reutilizables para eliminar por completo el plástico, se une la iluminación led, la plantación de árboles (los últimos, 70 nuevos olivos en la zona de acampada) y la apuesta por la movilidad sostenible tanto dentro del recinto como en sus accesos para reducir las emisiones de CO2.

“Deseamos que Stand Up for Earth sea un objetivo común para quienes formamos parte del festival y que hagamos posible una transformación que ayude a mejorar nuestra relación con el planeta”, concluyen desde el festival. Del 16 al 22 de agosto, la tierra pedirá paso en Benicàssim.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información