Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Madre’, de Sorogoyen, nominada a los Oscar 2019 al mejor cortometraje

El realizador ya ganó el Goya con este filme. Es la séptima ocasión en la que un español compite en esta categoría

Rodrigo Sorogoyen, en el festival de San Sebastián. Juan Naharro Gimenez

Rodrigo Sorogoyen (Madrid, 1981) ha conseguido la nominación a los Oscar por su corto Madre, con el que ya ganó en los Goya en 2018. “Del infierno al cielo”, ha descrito el director el momento de conocer la noticia. El corto, rodado en plano secuencia, cuenta el drama de una mujer divorciada que descubre mientras habla por teléfono con su hijo que el niño está a punto de ser secuestrado en una playa en Francia.

El director acaba de finalizar el rodaje de un largo que supone la continuación, seis años después, de este drama y que llevará el mismo título. “Le va a dar un empujón muy importante, y en este país cualquier empujón es bien recibido para una película”, responde Sorogoyen. Reunido junto a su equipo tras el visionado de esta película, han puesto en YouTube el directo de las nominaciones cuando han saltado todos de alegría, comenta. “Estábamos todos ahí, esperando con cara de tontos”, afirma el director que, espera, la candidatura ayude al lanzamiento del largometraje que se realizará este año pero para el que todavía no desvela una fecha concreta.

Tampoco revela mucho más sobre el largo que contará con la misma actriz protagonista, Marta Nieto, e irá “por otros derroteros”. Una versión no tan oscura, pero que también ahondará en el suspense. La idea para el corto le surgió en 2010, cuando una amiga llegó a casa del director y le contó que su hijo le había llamado sin saber ni dónde estaba, ni dónde estaba su padre. “Vi que tenía un gran potencial, si eran los peores 30 segundo de esa madre, imagínate si lo alargo 15 minutos, que es lo que dura esa llamada de teléfono”, explica.

¿Y tras la nominación? “No tengo ni idea”, confiesa, “es que no sé ni cómo vota la academia estadounidense". El tiempo le ha pillado rodando y montando otros proyecto y el director señala que no se ha interesado por la promoción de la candidatura para no ponerse “más nervioso”. Pero está claro que el momento ha llegado y ahora sí: “Empezaremos a tomar decisiones para ver qué tenemos que hacer. Sé que es un movidón, sé que hay que invertir pasta, sé que hay invertir tiempo, que hay mucho trabajo, pero exactamente no sé cuál”.

Es la séptima ocasión en la que un español compite en esta categoría, un premio que siempre se ha resistido. “Sí conozco y he visto a mis compañeros españoles nominados anteriormente, pero nunca contra qué cortos competían. Por eso no sé por qué se resiste el premio. Yo me voy a estudiar a mis rivales para saber qué posibilidades tenemos”, señala. Y espera acabar con esa racha. “No creo, pero ojalá”, matiza.

A su vez, Sorogoyen es candidato a los Goya este año por su película El reino, que ha alcanzado 13 nominaciones. La película también ha triunfado en los Feroz, los premios de la asociación de la prensa cinematográfica celebrados en Bilbao el pasado fin de semana. El director, dice, está “completamente abrumado y contento” ante tantas recompensas por su trabajo. “Me está tocando una buena época así que aprovecharla y sobre todo no perder el rumbo, no perder el norte, tener los pies en el suelo y seguir trabajando”, comenta.

La trayectoria de Sorogoyen como realizador es corta, pero plagada de éxitos. Debutó junto a Peris Romano en 8 citas, un filme compuesto por otras tantas historias que desmenuzaban las complejas relaciones que se entablan entre mujeres y hombres. Un lustro después, tras trabajar en varias series de televisión, se doctoraba en solitario con Stockholm, una película centrada en una pareja que acaba de conocerse durante una noche de fiesta y que triunfó en el Festival de Málaga de 2013. Su tercer filme, Que Dios nos perdone, era un thriller policíaco con trasfondo político que fue candidato a seis premios Goya.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >