Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bellas Artes de Bilbao prevé invertir 22 millones en una ampliación

El museo lanzará un concurso internacional de arquitectos para crecer 8.000 metros cuadrados entre la sede actual (5.000) y un edificio auxiliar

Miguel Zugaza, a la derecha, este miércoles tras la presentación del nuevo plan estratégico del Museo de Bellas Artes de Bilbao.
Miguel Zugaza, a la derecha, este miércoles tras la presentación del nuevo plan estratégico del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao cumple 110 años con la vista puesta en modernizarse y crecer. El nuevo Plan Estratégico hasta 2022 prevé invertir 22 millones de euros para lograr alcanzar una cifra estable de 300.000 visitantes anuales, aumentar un 10% su grado de autofinanciación para llegar hasta el 50% de su presupuesto y lograr 4.000 asociados como Amigos del Museo, además de la ampliación de sus instalaciones en 8.000 metros cuadrados que sumará a los actuales 11.000.

La ampliación se acometerá en base a la adquisición de un edificio auxiliar de 3.000 metros y a la ampliación de otros 5.000 metros de la sede actual, donde se prevé la reordenación urbana del edificio para realizar la apertura de nuevos accesos, principalmente hacia la plaza Euskadi, donde se ubica la Torre Iberdrola.

El Bellas Artes no quiere quedarse atrás. Busca circular a la misma velocidad que el nuevo Bilbao que ha emergido tras la transformación urbanística y de servicios que ha propiciado otro museo, el Guggenheim. La privilegiada ubicación del viejo museo a unos 250 metros del que diseñó Frank Gehry, hace factible un crecimiento que propicie sinergias de visitantes entre ambas instituciones. Al nuevo edificio auxiliar, situado fuera del actual emplazamiento, se trasladaría el depósito de obras de arte, el archivo, la biblioteca y un nuevo Centro de Estudios y de Documentación de Arte Vasco, denominado Arteder.

La dirección del museo lanzará a principios de 2019 un concurso internacional de arquitectos con una dotación de 160.000 euros para seleccionar a los estudios que empiecen a lanzar las ideas y cerrar finalmente un proyecto de ejecución de 45 meses. El director de la pinacoteca, Miguel Zugaza, cree que la ampliación puede resultar atractiva para arquitectos de prestigio, después de que ya hayan dejado su sello en Bilbao otros como Gehry, Cesar Pelli, con la Torre Iberdrola, Philippe Stark en el Azkuna Zentroa, Norman Foster con el metro, o Calatrava con el aeropuerto y el puente, o las torres de Isozaki.

Se trataría de liberar y habilitar en total unos 5.000 metros cuadrados para ampliar la superficie expositiva y crear nuevos accesos al museo. Zugaza ha señalado que su objetivo no es "ser más populares y que nos visiten más, sino que vengan públicos más diversos". En ese sentido ha remarcado que la pinacoteca no se va a centrar solo en "las visitas presenciales", sino que va a impulsar y mejorar la parte on line y la web del museo.

El nuevo Plan Estratégico 2019-2022 contempla dos grandes intervenciones: la reordenación de la estructura organizativa y el organigrama del museo y la propia intervención en el terreno de la ampliación de su infraestructura.

Zugaza ha señalado que, desde el objetivo de disponer cada año de "un presupuesto creciente", el museo va a dividir sus fondos en tres nuevas áreas de conservación de sus colecciones: Arte Antiguo, Arte Moderno y Obra sobre Papel, y Arte Contemporáneo y Audiovisual.

En el terreno artístico, el museo persigue "equilibrar" la importancia de cara al visitante de las exposiciones temporales y las exhibiciones de la colección propia que alcanza en la actualidad los 14.000 objetos.

Asimismo se van a ampliar y actualizar esos fondos propios con la adquisición de arte actual, principalmente de creadores vascos, porque el museo tiene "vocación de contar la historia del arte, también hasta la actualidad", ha señalado Zugaza.

Además de esas adquisiciones, el museo va a incorporar en su nueva etapa las bibliotecas y archivos personales de tres críticos y expertos de arte recientemente fallecidos, Xabier Sáenz de Gorbea, Francisco Calvo Serraller y Rosa Queralt.

Tras la toma de posesión de Unai Rementeria como nuevo presidente del patronato, que releva a Juan Mari Aburto, el museo ha dado también a conocer las principales cifras que maneja para el cierre del actual ejercicio 2018. Según sus previsiones, cerrará este año en torno a los 250.000 visitantes y los 2 millones de euros en ingresos propios. Para financiar los más de 22 millones que se invertirán en el plan estratégico, se van a solicitar dos créditos, uno para cada intervención (ampliación y edificio auxiliar) a sufragar entre las instituciones que constituyen el patronato.

Entre los objetivos de su programación artística, la pinacoteca se ha marcado como prioridad "dar mayor relevancia a los fondos propios, al arte vasco, el arte realizado por mujeres y la progresiva incorporación de nuevas expresiones artísticas, sobre todo las audiovisuales".

Respecto al posible cierre del museo durante las obras, Zugaza ha adelantado que afrontar cierres temporales de en torno a un año y medio. Aunque para esta situación, el museo estudia realizar exposiciones temporales en otros emplazamientos. Por metros cuadrados, los 8.000 metros de la ampliación se dividirían en 1.500 para la colección permanente, 2.000 para el espacio dedicado a las exposiciones temporales, 1.500 para los depósitos, otros 1.000 para la atención al visitante, 1.000 más para el Centro de Estudios Arteder y la biblioteca y 500 para oficinas y el espacio educativo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información