Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Relevo en el Instituto de Cultura Mapfre

Pablo Jiménez Burillo se jubila como máximo responsable de exposiciones y proyectos culturales de la Fundación Mapfre y deja su cargo a Nadia Arroyo

Aspecto de la exposición 'Impresionistas y Postimpresionistas, el nacimiento del arte moderno', en la Fundación Mapfre en 2013.
Aspecto de la exposición 'Impresionistas y Postimpresionistas, el nacimiento del arte moderno', en la Fundación Mapfre en 2013.

Pablo Jiménez Burillo (Madrid, 1955) se jubila como máximo responsable de exposiciones y proyectos culturales de la Fundación Mapfre después de tres décadas, tal y como ha confirmado la propia institución. Jiménez Burillo deja su cargo como director general del Instituto de Cultura, que ostentaba desde 2006, a la persona de su mayor confianza en la casa, Nadia Arroyo, historiadora del arte licenciada por la Universidad Autónoma de Madrid y trabajadora desde 2010 en la compañía. Está previsto que el relevo se anuncie mañana.

En 1991 Jiménez Burillo fue director de proyectos y exposiciones de la Fundación y en 1994 pasó a ser director general. Caballero y Oficial de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa, su formación en Francia estuvo marcada por la figura de su padre, periodista y amigo del escritor César González Ruano, que le abrió las puertas de la incipiente Fundación Mapfre.

Casado en segundas nupcias con Victoria Fernández Layos, hija de Juan Fernández Layos, presidente de Mapfre Vida hasta 1996 y uno de sus accionistas más importantes, ha sido un éxito de Jiménez Burillo (con formación en Filología, carrera que no terminó) conformar equipos que le han ayudado a sacar adelante un innovador y accesible proyecto cultural en el centro de Madrid, basado en la pintura de finales del siglo XIX y principios del XX. Ahora también tienen sede en Barcelona.

Exposiciones icónicas

Entre sus últimos logros al frente de la institución destaca, además de haberla posicionado como un referente en las exposiciones sobre fotografía en sus sedes madrileña y barcelonesa, su notable relación con el Museo d’Orsay. Con ellos, cerró una de las muestras más importantes sobre impresionismo, en 2013, Impresionistas y Postimpresionistas, el nacimiento del arte moderno, completada dos años más tarde con El canto del cisne. Pinturas académicas del salón de París.

Nadia Arroyo no ha comisariado exposiciones; su trabajo se ha centrado en el área de la gestión del equipo y los recursos humanos de la Fundación.

La nueva responsable de la Dirección General del Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre tendrá que decidir si mantiene la línea de su predecesor, que prefirió no vincular la casa de seguros como patrocinadora de los museos públicos o si, por el contrario, buscará abrirse a esas instituciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >