Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aló, presidente

el discurso articulado por Carlos Oteyza intenta cumplir un papel esclarecedor, pero el conjunto no puede evitar dejar algunos incómodos interrogantes en el aire

El pueblo soy yo. Venezuela en populismo
Fotograma del documental.

El hecho de que, más allá de legítimas preocupaciones políticas y humanitarias, el nuestro se haya convertido en un país particularmente obsesionado con Venezuela, quizá incluso por encima de sus posibilidades, ha propiciado que este documental, dirigido por el historiador Carlos Oteyza y producido por Enrique Krauze, haya escogido a España para su estreno mundial.

EL PUEBLO SOY YO. VENEZUELA EN POPULISMO

Dirección: Carlos Oteyza.

Género: documental. México, 2018.

Duración: 87 minutos.

El pueblo soy yo. Venezuela en populismo se articula como una clase magistral en torno al concepto de populismo, didácticamente divida en capítulos y respaldada por la intervención de voces de autoridad bajo la forma de bustos parlantes sobre fondo blanco, que ilustra sus tesis con la ascensión al poder de Hugo Chávez y su sucesión sobre los hombros de Nicolás Maduro. En tiempos en que el término populismo se ha convertido en un arma arrojadiza progresivamente erosionada de significado, el discurso articulado por Oteyza intenta cumplir un papel esclarecedor, pero el conjunto no puede evitar dejar algunos incómodos interrogantes en el aire.

A esta película que apoya buena parte de su sentido del espectáculo en el valioso material de archivo que construye una poderosa crónica de la megalomanía política le hubiese sentado bien evitar subrayados enfáticos en sus desoladoras imágenes de supermercados vacíos y niños hurgando en las basuras de la Caracas contemporánea. También hubiese sido deseable que se aportara alguna luz sobre el paisaje de la oposición: la película impide apreciar si la disidencia es o no parte del problema. Unos rótulos admonitorios finales diluyen la frontera entre lo documental y la propaganda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >