Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Cerezo se queja del trato al cine español en TVE

La 2 justifica la decisión de reducir 'Historia de nuestro cine', cuyos filmes la mayoría pertenecen al productor, para que “el público pueda acceder a películas de otras latitudes”

Javier Ocaña, Álvaro Fernández Armero, Elena S. Sánchez, Pablo Berger y Olatz Arroyo, en el programa del pasado 16 de julio.
Javier Ocaña, Álvaro Fernández Armero, Elena S. Sánchez, Pablo Berger y Olatz Arroyo, en el programa del pasado 16 de julio.

Esta última semana de septiembre será la de la despedida, en su actual formato, de Historia de nuestro cine, el programa de La 2 que, desde mayo de 2015, emitía las noches de lunes a viernes películas españolas realizadas desde los años treinta hasta casi la actualidad. El próximo lunes cambiará la parrilla nocturna de la cadena pública, como adelantó este diario a finales de agosto, e Historia de nuestro cine se limitará a los viernes, día en que se emitirán, eso sí, dos filmes con una presentación previa y un coloquio entre ambos.

La decisión ha provocado reacciones en las redes sociales y también ha originado el malestar del productor Enrique Cerezo, propietario de los derechos de buena parte de las películas que se han emitido en este espacio. “Me he dedicado a cuidar el cine español en televisión y de la noche a la mañana han decidido casi suprimirlo, a pesar de la buena cuota de pantalla que tenía”, declaró Cerezo a EL PAÍS. Los datos de audiencia, facilitados por TVE, señalan que, en la temporada 2017-2018, Historia de nuestro cine obtuvo una media de 403.000 espectadores y un 2,4% de seguimiento, cifra similar a la media de la cadena. La película con más éxito en este periodo fue El aire de un crimen, de Antonio Isasi-Isasmendi, con 818.000 seguidores y un 4,9%. A las películas les han acompañado coloquios para poner en contexto el filme y hablar de su producción. En ellos han participado críticos como Carlos F. Heredero o Javier Ocaña, de EL PAÍS y entre los títulos emitidos estos tres años y medio del espacio que dirige Francisco Quintanar están desde Carmina o revienta (2012), de Paco León, a Aventuras del barbero de Sevilla (1954), de Ladislao Vajda.

“Hay una razón fundamental para este cambio”, señala el director de La 2, Samuel Martín Mateos. “Tener todas las noches en prime time dedicadas al cine español impedía a los espectadores acceder a películas de otras latitudes. Además, nos habían llegado solicitudes para dar más música, con actuaciones en directo, como vamos a hacer”. En cuanto al adelanto de la finalización del espacio, prevista para marzo de 2019, con la película número 1.000, el nuevo responsable de La 2 apunta: “Ya llevamos unas 900 y vamos a llegar a las 1.000, con la posibilidad de que el programa siga casi eternamente”.

Francisco Quintanar incide en que Historia de nuestro cine “ha cumplido una labor importante, como es recuperar películas que no se habían dado en televisión”. “Es un espacio beneficioso para la imagen del cine español porque ha eliminado tópicos y ha hecho descubrimientos para mucha gente, como el cine negro catalán, que se rodó en Barcelona. Creo que el público se ha reconciliado con nuestro cine”, explica.

“Lo que no entiendo es por qué algo que funcionaba bien se tiene que cambiar”, lamenta Cerezo, que destaca el carácter costumbrista de estas películas, asunto en el que coincide con Martín Mateos. “Es un cine que permite saber cómo se vestía en otras épocas, qué comían, cómo eran las ciudades… Siempre ha parecido que poner cine español era un pecado y esta vez el programa había conseguido aglutinar a mucha gente. No es lógico”, se queja el productor.

“Ya se lo expliqué a Cerezo en una reunión. Le agradecemos su trabajo, pero no estoy de acuerdo en que estemos hurtando al espectador el contacto con ese cine. Vamos a seguir teniendo dos películas por semana, más Versión Española [los domingos] e incluso Cine de barrio [los sábados en TVE1] cubre esa área. La oferta ahora será más racional”, añade Martín Mateos. En todo caso, Cerezo, que explica que TVE le "ha ido comprando paquetes de películas", muestra su “decepción” porque le habría gustado poder negociar la reconversión del programa, incluso asumiendo una reducción de días. 

El asunto ha rebotado en la política. Cuando se hizo público, Ciudadanos presentó una pregunta a la Mesa del Congreso para que el Gobierno se explique: “Se ha convertido en uno de los espacios que más han contribuido a la difusión y el conocimiento del cine español […] ya que facilita su acercamiento a públicos que de otra manera tendrían muy difícil, si no imposible, acceso a muchas de esas películas”, señalaba el partido de Albert Rivera. Ahora toca a los telespectadores decidir si les gustan los cambios o añoran más cine español.

La nueva programación

A partir del 1 de octubre, la programación de La 2 en el horario de máxima audiencia queda así: los lunes entra en escena Zona Indie, un programa que dará cine independiente, tanto nacional como extranjero. Los martes estarán dedicados a la música, con la sexta temporada del exitoso Cachitos de hierro y cromo, que rescata canciones del pasado, y con posterioridad, una apuesta: La hora musa, con actuaciones en directo, presentado por la cantante Maika Makovski. El miércoles será el día del cine clásico, con una película presentada por Gerardo Sánchez. Los jueves son para los documentales; los viernes es para Historia de nuestro cine, con doble sesión, más el coloquio, presentado por Elena S. Sánchez. La reestructuración se extiende a los sábados, con cine europeo, mientras que los domingos continúa Versión española, con Cayetana Guillén Cuervo y la producción nacional más reciente.

Más información