Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si perdía los detalles españoles, perdía también mi mirada oriental”

El director iraní Asghar Farhadi estrena 'Todos lo saben', rodada en España con Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín

Javier Bardem, Asghar Farhadi y Penélope Cruz, ayer en Madrid.

El iraní Asghar Farhadi (Khomeyni Shahr, 1972), doble ganador del Oscar, ya entiende español. Más de lo que aparenta. "Bueno, para la película estuve un año viviendo en España antes del rodaje. Mi mayor preocupación era no perder los detalles de la vida diaria de un pueblo español, que no se me escapara. Consumí mucha energía en incluir todo eso en la película", responde en un hotel madrileño, recién llegado de la promoción de su nueva película en el festival de Toronto. Farhadi estrena mañana viernes, tras inaugurar el festival de Cannes, en España Todos lo saben, que como sus anteriores películas, hibrida el drama y el thriller para narrar la desaparición de una niña durante una noche de bodas que ha reunido a toda una familia de viticultores. Ayer, entre cigarro y cigarro, Farhadi se sentía parlanchín. "Aunque suene contradictorio, si perdía estos detalles españoles, como que se toquen tanto al hablar, perdía también mi mirada oriental. La mirada iraní estriba en fijarse en los detalles. El mejor ejemplo, las alfombras persas. Me sentía como un niño descubriendo el mundo. En estos casos, la gente cree que la dificultad es el idioma. Creo que ese es el menor de los problemas. Lo importante es conocer el ritmo de la vida en la sociedad que vas a retratar y los detalles de su comportamiento. Los sentimientos son universales".

Pregunta. Su película nace del miedo de su hija de cuatro años cuando hace 15 vio en un viaje por el sur de España un cartel de un niño desaparecido. ¿Otras películas suyas han nacido del miedo?

Respuesta. Cada proyecto nace de una chispa. En el momento en que salta ni siquiera intuyes que pueda ser una película. En realidad, Todos lo saben no nace del miedo, pero es uno de los factores más importantes en los personajes. Quizá el más importante, porque viven con miedos al pasado, miedo a revelar los sentimientos...

P. Como cineasta, ¿basa cada guion en un sentimiento primario?

R. Mira, cada obra es... A ver si me explico. Yo soy un terreno, un campo, y las semillas llegan de muchos sitios, no me pertenecen. Algunas germinan, otras no. El terreno no cambia, el fruto sí. En cada cosecha. Por eso notas que lo recolectado procede del mismo campo.

P. Su cine siempre retrata un mundo de forma verosímil. ¿El cine puede ser realidad?

R. La realidad es diferente de una película sobre la realidad. La realidad está llena de repeticiones, en el cine la quitamos. En el cine del realismo reconstruimos la realidad y la manipulamos. La realidad pura es aburrida, aunque es cierto que nos alimentamos de ella.

P. ¿El cine tiene nacionalidad?

R. No. Precisamente una película tiene una nacionalidad marcada, llega más gente. Lo más local es más universal. Piensa en Kurosawa, o en la cantidad de fans de Chaplin.

P. Entre los detalles muy españoles, están las rencillas entre familias o en los pueblos.

R. En Irán cambian mucho los comportamientos si vives en metrópolis, pequeñas ciudades o pueblos. Sin embargo, el fondo es similar. Lo mismo pasa en España.

P. ¿Este reparto, con Penélope Cruz, Ricardo Darín, Javier Bardem, Bárbara Lennie, Inma Cuesta, Elvira Mínguez y Eduard Fernández, es el soñado?

R. No, ha superado mi sueño. Cuando vi a Ricardo frente a la cámara me dije: 'Mejor que esto es imposible'. Y me ha pasado hasta con los papeles más pequeños.

P. ¿Cuándo pensó en Penélope Cruz, para quien escribió el guion, para hacer una película?

R. Cuando estaba preparando mi película francesa, El pasado, me planteé que si ella hablaba francés fluido sería perfecta. No sucedió, pero ahí quedó. Tiene un rostro mezcla de oriental y occidental que me interesa mucho.

P. ¿Se siente un privilegiado entre sus cineastas compatriotas? Algunos de ellos, como Jafar Panahi, siguen sufriendo detención domiciliaria y trabas a la hora de desarrollar su obra.

P. Lo lamento mucho y por eso en cuanto puedo clamo contra una situación y unas sentencias injustas. Estos artistas deben de tener su libertad.

P. ¿Cuánto y cómo colaboró David Trueba en el guion?

R. Cuando me afinqué en España, quedé mucho con él y David me apuntaba observaciones. Hasta qué punto esta parte suena a española o no. En la primera versión estuve en contacto con él. Su presencia ahí fue importante.

P. Y ahora, ¿qué?

R. Me están llegando propuestas y guiones, Hay días en que pienso filmar en mi país. Cuando estoy en Madrid, me planteo repetir. Estoy en mitad del típico periodo en que cada día cambias de opinión.