Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tour artístico para reivindicar y dignificar a las víctimas

Paco Cao desarrolla un recorrido por la historia de Asturias dedicado al análisis de casos de agravio muy diversos, en ámbito bélico, laboral, social e incluso familiar

Paco Cao enfrente de la estatua del rey Fruela I.
Paco Cao enfrente de la estatua del rey Fruela I.

Desde los mitos antiguos hasta la actualidad la historia de todas las civilizaciones está sembrada de víctimas y sin embargo en la mayoría de casos su identidad resulta difuminada mientras que los verdugos asumen todo el protagonismo. A partir de esta constatación el artista Paco Cao ha creado el Museo de la Víctima, un espacio virtual dedicado a la exposición y análisis de documentos de diversas naturaleza cuyo objetivo no es defender o reivindicar víctimas de un grupo concreto, fruto de un hecho determinado en una época específica, sino proponer un análisis global del tema. Análisis que se plasma en el Tour de la Víctima, una actividad que llega ahora a Asturias, tierra natal del artista. El tour, que se realizará dos veces cada día hasta el 7 de septiembre, consiste en un recorrido gratuito a pie y en autobús por 13 lugares, que a partir de un caso concreto señalan hitos históricos, de manera que cada acontecimiento revela importante información sobre la época en la que tuvo lugar.

Desde el caso de un soldado astur reclutado por el ejército romano y muerto en batalla, representado por la lápida en su honor expuesta en el Museo Arqueológico de Asturias, hasta las víctimas de la esclavitud sexual contemporánea, pasando por el regicidio de Fruela I (que acababa de cometer fratricidio matando su hermano Vimarano) y los damnificados de la explotación laboral y la contaminación industrial, el tour atraviesa la historia con rigor e independencia, esquivando tanto el oportunismo como el sensacionalismo. "Al usar el término víctima en el sentido más amplio posible, propongo un desafío interpretativo que plantea varias preguntas y asume una posición dialéctica, aceptando la controversia e incluso la contradicción", afirma Paco Cao que por eso incluye también un esqueleto prehistórico con una malformación genética, que al reducir su movilidad le convierte en una víctima de la propia naturaleza.

Paco Cao concibió el proyecto en Ciudad Juárez hace más de una década como respuesta al Museo de la Patrulla Fronteriza de El Paso, un centro que glorifica los que defienden la frontera entre Estados Unidos y México, a la vez que objetualiza los que intentan cruzarla, privándolos de identidad y expulsándolos del relato histórico. "La ausencia de información sobre los migrantes los convierte en objetos, cuando en realidad no dejan de ser víctimas del lugar al que llegan como del que proceden", explica el artista que, tras realizar el Tour de la Víctima en Cerdeña (Italia), llega a Asturias para enfrentarse a las contradicciones de su tierra. "Intenté aprovechar las referencias autobiográficas, manteniendo a freno a la subjetividad", admite Cao que ha incluido en el recorrido la primera cementera de España, situada en la cantera de Tudela Veguín, su pueblo natal, símbolo del deterioro ambiental más extremo. "Este pueblo representa un caso de victimización colectiva generado por una gestión industrial más depredadora que generadora de beneficios para los vecinos, que no dejan de denunciar los estragos ecológicos desde 1926", indica Cao destacando que el Principado ha establecido que la cementera reduzca sus emisiones tóxicas del 70% antes de 2021, pero sin aportar datos sobre el nivel actual de contaminación, ni del daño que genera.

"Yo estaré presente en el tour, pero en la sombra. No quiero que mi presencia contamine el tema del análisis: la víctima. No obstante, ofreceré una breve explicación relacionada con mi lugar de nacimiento y mi experiencia infantil y juvenil en un entorno obrero tremendamente castigado y deteriorado, tanto en términos sociales como ambientales", asegura el artista que organiza también un simposio sobre Víctimas y trabajo, que se tendrá el 11 y 12 de septiembre en la Universidad de Oviedo, en el aula Leopoldo Alas Argüelles, que recuerda el rector ejecutado en 1937.

Imagen histórica de la cementar de Tudela Veguín (pueblo natal del artista) símbolo de las víctimas del deterioro ambiental.
Imagen histórica de la cementar de Tudela Veguín (pueblo natal del artista) símbolo de las víctimas del deterioro ambiental.

Para no alejarse demasiado de la vertiente más lúdica e irónica que suele permear su trabajo, antes de volver a Nueva York donde reside desde hace dos décadas, el 6 de octubre, en el marco de la Noche Blanca de Oviedo, el artista presentará Arte político para niños, un comic realizado con el ilustrador italiano Leonardo Murtas.

Todos los materiales del tour asturiano, así como un documental que reunirá los momentos más destacados de la experiencia se colgarán en la web del museo www.museodelavictima.org.