Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuria Espert gana el galardón especial del Premio Europa de Teatro

La actriz y directora recibe el reconocimiento, uno de los más importantes del continente

La actriz Nuria Espert, en su casa.
La actriz Nuria Espert, en su casa.

Nuria Espert  (Hospitalet, Barcelona, 1932) ha sido distinguida hoy con el Premio Especial del Premio Europa de Teatro (PET), que galardona cada año a un creador destacado de las artes escénicas europeas y, además, otorga un reconocimiento especial a una personalidad que haya combinado a lo largo de su carrera el talento artístico con la proyección internacional y el compromiso ético.  Al enterarse de la noticia, la directora y actriz afirmaba que era una grandísima alegría que "la dejaran entrar en ese club".  

Cuando la han llamado para comunicárselo se encontraba en su casa pergeñando algo que le ronda en la cabeza: "Tan sólo es una intuición, que puede convertirse en mi próximo trabajo y de repente me llega esta sorpresa tan impresionante", dice con voz casi temblorosa. La lista de los premiados en esta categoría hasta la fecha incluye nombres de la talla de Melina Mercouri, Vaclav Havel, Ibrahim Spahic, Silvio Purcarete, Yuri Lyubimov y, el año pasado, Wole Soyinka.

Entre los ganadores de la categoría principal figuran nombres como Peter Brook, Giorgio Strehler, Heiner Müller, Robert Wilson, Harold Pinter, Robert Lepage, Patrice Chéreau y Krystian Lupa, entre otros primeros espadas de la escena mundial. Los últimos en recibirlo, el año pasado ex aequo, fueron Isabelle Huppert y Jeremy Irons. También existe una tercera categoría, el Premio Europa Nuevas Realidades Teatrales, que se concede a profesionales cuyas carreras deben estar marcadas por un carácter innovador y original. Este galardón han recaído en tres ocasiones en creadores españoles: Els Comediants, Rodrigo García y Juan Mayorga.

Espert, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2016, tiene una biografía profesional jalonada por numerosos premios, recibidos por sus trabajos como directora, de teatro y fundamentalmente de ópera, y como actriz, oficio que empezó a ejercer a los 13 años y que sigue ejerciendo a sus 82.

Más que un premio

"Me apetece mucho pensar que iré a San Petersburgo", apunta en referencia a la ciudad que este año acoge la ceremonia de entrega de un premio que es mucho más que un reconocimiento bienal. Así se concibió desde sus orígenes en 1986, cuando nació como proyecto piloto de la Comisión Europea en el terreno teatral. Fundamentalmente es un encuentro ineludible para las gentes de la escena en Europa que, durante una semana, se reúnen, intercambian experiencias, problemas, hallazgos y, sobre todo, espectáculos centrados, tanto en el país de acogida del premio, como en los galardonados.

A los galardonados nos viene fenomenal, porque todos tenemos unos egos muy frágiles y un premio de estos ayuda a tomar fuerzas

Entre los mentores y creadores de este premio se encuentran Jack Lang (ministro de Cultura francés en varias ocasiones), Melina Mércuri, Jacques Delors y Carlo Ripa di Meana. Lang, presidente del PET durante años, sostiene que en esta brutal crisis que recorre Europa hay que evitar a toda costa sacrificar la cultura en el altar de la crisis: "El teatro es un escudo contra el miedo, no es una forma de diversión y evasión, más bien al contrario, es una forma de resistencia y vigilancia", declaró Lang al presentar el premio hace pocos años.

Amor a la literatura rusa

Se da la circunstancia de que Espert no tendrá que repasar a sus autores rusos favoritos aprovechando su viaje a Rusia, ya que acaba de releerlos en los últimos dos años: "A los que me volvieron loca y los que no tanto y estoy con el alma llena de toda esa atmósfera, como si me hubiera estado preparando para este viaje, con ese placer tan grande cuando se comprueba que son inmortales". 

Espert habla de lo que significan estos premios para los que están a un lado y otro del escenario: "Al público le sirve para recordar las veces que han visto actuar a esas personas que merecen ese reconocimiento y a nosotros, a los galardonados, nos viene fenomenal, porque todos tenemos unos egos muy frágiles y un premio de estos ayuda a tomar fuerzas, porque uno no está tan seguro de sí mismo, por eso hay tanto neurótico en el arte, pienso que compositores, cantantes, actores, dramaturgos, directores... todos somos fragilísimos; cuando se apaga un éxito, lo saboreas y luego queda un vacío que necesitas llenar de nuevo", y añade, "y si te ha ido bien en la vida y no has cometido errores gravísimos, creo que los premios dan seguridad, nos dicen a nosotros mismos que esos trabajos que has hecho han configurado una relación con el mundo exterior, te dicen que tu trabajo se comprende, ya sea un galardón tan importante como este, o que han puesto tu nombre en un camerino de un teatrito pequeño".

El premio que no sólo sirve para dar a conocer a los creadores premiados o para poner proyectos, filosofías y creaciones en común, sino también para ser el foro en el que se reúnen muchas asociaciones, críticos, profesionales y organismos. Desde los inicios el PET se concibió con unas características que lo diferenciasen de los otros premios existentes en Europa o considerados normales. Por lo pronto no debía ser, ni es, un premio simbólico, ni sólo económico. Lo que se quiso y se ha logrado es que sea un gran encuentro con los ganadores donde se lleva a cabo un análisis de sus obras, representaciones de las mismas, demostraciones de sus más diversos trabajos y sólidas publicaciones que recogen todo lo que se ha dicho y que es especialmente importante para la memoria de este arte efímero. De hecho la publicación que se hizo con motivo del PET a Harold Pinter, poco antes de la concesión del Nobel de Literatura y de su fallecimiento, se convirtió en un tesoro para profesionales del teatro y del mundo académico, al igual que el famoso diálogo entre Peter Brook y Jerzy Grotowski, que existió en el contexto del PET y fue recogido en una de esas publicaciones.

Del 13 al 17 de noviembre de 2018 San Petersburgo acogerá la entrega de los premios. Una vez más el evento reunirá a los artistas galardonados, que presentarán sus espectáculos y participarán en distintos encuentros dedicados a su trayectoria teatral con la crítica y la prensa internacionales. Tras la última edición, que tuvo lugar en Roma como parte de las celebraciones del 60 ° aniversario de los Tratados de Roma, el Premio regresa otra vez a San Petersburgo.

El Premio Europa de Teatro celebró su primera edición en 1987 en Taormina. En los años posteriores creció en importancia de la mano de Melina Mercouri y de Jack Lang, entonces Ministro francés de Cultura y actual Presidente del Premio. En 2002 fue reconocido por el Parlamento Europeo y por el Consejo Europeo, y elegido en 2017 como proyecto para la inauguración del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018.