Kore-eda, Premio Donostia en el próximo Festival de San Sebastián

La ceremonia de entrega se completará con la proyección de 'Un asunto de familia', ganadora de la última Palma de Oro en Cannes

El cineasta japonés Hirozaku Kore-eda
El cineasta japonés Hirozaku Kore-edaFestival San Sebastián

Hirozaku Kore-eda es uno de los nombres más destacados del cine en este 2018. Tras ganar la Palma de Oro en Cannes con Un asunto de familia, su último reconocimiento ha llegado de parte del Festival de San Sebastián, que ha anunciado hoy viernes que le entregará el Premio Donostia en la 66ª edición del certamen, que se celebrará entre los días 21 y 29 del próximo mes de septiembre. El director japonés se convierte, de este modo, en el primer cineasta asiático en llevarse este galardón honorífico, que se entrega en consideración de su trayectoria y en cuyo palmarés sucede al actor argentino Ricardo Darín, la actriz italiana Monica Bellucci y la directora francesa Agnès Varda, los tres premiados en la edición anterior.

Un asunto de familia se proyectará en el seno del propio festival, como broche de la ceremonia de entrega del premio, que se celebrará en el Teatro Victoria Eugenia y cuya fecha exacta aún no ha sido anunciada. La programación de su película en San Sebastián supone su décima participación en el programa de un certamen de cuya sección oficial formó parte en 1998 con After Life, en 2006 con Hana, en 2008 con Still Walking y en 2011 con Milagro, con la que se llevó el premio al mejor guion. Además, en los últimos años ha introducido cinco películas en la sección Zabaltegi Especiales: The Days After; De tal padre, tal hijo; Nuestra hermana pequeña; Después de la tormenta y El tercer asesinato.

Kore-eda, nacido en Tokio en 1962, despuntó a mediados de los años noventa con el estreno de su primera película, Maborosi, una adaptación de una novela de Teru Miyamoto en la que ya entraba en materia de sus temas predilectos: la familia y la pérdida. Con ella se llevó la Osella de Oro en Venecia y se reivindicó como uno de los cineastas de mayor proyección del panorama mundial. Tras más de dos décadas de extensa trayectoria y reiterada presencia en los festivales más prestigiosos, el pasado mayo alcanzó la cima de su carrera al ser premiado con la Palma de Oro en Cannes. 

Además de su labor como cineasta, Kore-eda también ha destacado por el desarrollo de su actividad como productor, potenciando el crecimiento de nuevos valores dentro del panorama cinematográfico japonés. En San Sebastián, el Premio Donostia da continuidad a una fructífera relación entre el festival y el director, materializada hasta la fecha en los dos Premios del Público recibidos por De tal padre, tal hijo y Nuestra hermana pequeña.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS