Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una obra de fuerte calado político triunfa en los Tony Awards

'The Band's Visit’ se lleva 10 galardones con un mensaje por la tolerancia y la diferencia. 'Harry Potter' consigue seis galardones

Los actores Tony Shalhoub y Katrina Lenk, ganadores del galardón a la mejor interpretación por 'The Band's Visit'.
Los actores Tony Shalhoub y Katrina Lenk, ganadores del galardón a la mejor interpretación por 'The Band's Visit'. EFE

La comedia musical The Band's Visit, inspirada en el filme La banda nos visita, y la pieza Harry Potter y el legado maldito, dominaron este domingo en Nueva York la ceremonia de los Tony Awards, las recompensas a las obras de Broadway. Una obra muy atípica respecto a los cánones habituales de Broadway, The Band's Visit obtuvo diez Tonys, entre ellos el más importante, el de mejor comedia musical.

Tal como en la película del mismo nombre, relata la historia de una banda musical de la policía egipcia a la que una confusión la conduce a las profundidades del desierto israelí, para una reunión inesperada de nacionalidades, religiones y culturas. Pocos habrían previsto al principio de la temporada la trayectoria que tendría esta comedia musical, ante pesos pesados como La reina de las nieves o Bob esponja. Pero el inmenso éxito de las críticas a The Band's Visit, una popularidad creciente, su tema y su eminente mensaje político la ubicaron en una posición ideal para los Tony Awards.

Además del Tony como mejor comedia musical, esta producción que es exhibida en el Ethel Barrymore Theatre, obtuvo los dos premios de interpretación para los papeles principales, además del de mejor puesta en escena y mejor música.

Por la tolerancia

El actor estadounidense Tony Shalhoub, quien ya había ganado un Globo de Oro y tres Emmy Awards por su papel en la serie televisiva Monk (2002-2009), recibió el Tony por el mejor rol masculino por su interpretación del personaje de Toufik.Al recibir su galardón, el actor rindió tributo a su padre, un inmigrante libanés que llegó a Nueva York en 1920.

Para él, su recompensa es un homenaje a todos los inmigrantes que han llegado, como su padre, a instalarse en Estados Unidos con "sus aspiraciones, sus recursos, su creatividad y su altruismo". "Espero que nosotros, sus descendientes, no perdamos nunca de vista todo lo que ellos nos han enseñado", concluyó, con un tono de voz embargado por la emoción.

"Nuestro espectáculo ofrece un mensaje de unidad en un mundo donde cada vez más las cosas parecen tender a ampliar nuestras diferencias", comentó Orin Wolf, uno de los productores de The Band's Visit, al recibir el premio de mejor comedia musical.

Con sus diez Tonys, el gran vencedor del año se acerca a la posición que tuvo la obra de Hamilton, recompensada 11 veces en 2016, y The Producers, la mayor referencia al haber obtenido 12 galardones en 2001. Igualmente esperado, Harry Potter y el legado maldito se llevó seis Tony Awards, entre los cuales el de mejor obra y el de mejor dirección en obra (John Tiffany).

Al igual que sus antecesoras del año pasado, la ceremonia permitió a los presentadores y a los galardonados ofrecer mensajes de tolerancia frente a las minorías así como lanzar algunos dardos contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.