Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es paradójico que los festivales más grandes coincidamos en fechas”

Hablamos con el director del festival y con la alcaldesa de la localidad lucense sobre una de las citas musicales del año

Resurrection Fest
Iván Méndez, Darío Campos, María Loureiro e Iria Quelle (miembro de la organización), con el cartel del Resurrection Fest.

Iván Méndez dirige Bring The Noise, la marca que está detrás de tres de los festivales más importantes que se pueden ver ahora mismo en el norte de España. El más veterano es el Resurrection Fest, una institución del circuito, los otros dos son el joven Tsunami Xixón y O Son do Camiño, una cita que se estrenará este junio en Santiago de Compostela. Hablamos con él y con la alcaldesa de Viveiro (Lugo) para analizar la reconversión que ha vivido este lugar de Galicia y descubrir más sobre el Resu, que se celebra los días 11, 12, 13 y 14 de julio.

María Loureiro es la regidora de esta localidad que cuenta con 15.000 habitantes y que durante la celebración del Resurrection en julio aumenta su población hasta los 86.000: "Creo que la empatía entre vecinos y asistentes es mutua, en los primeros años había cierta desconfianza, pero esas cuestiones ya están superadas y ahora se ha creado un ambiente de total cordialidad, los vecinos demuestran en cada edición que este pueblo se implica totalmente durante el festival. Nació en Viveiro y si algún día muere, será aquí". Iván, su director, se muestra fiel a los orígenes y no le preocupa el límite de capacidad que ofrece la localidad: "Mientras Viveiro siga queriendo el festival, nosotros no nos planteamos cambiar de lugar".

El Resurrection Fest ha sido reconocido con numerosos premios en Europa e ibérico en categorías como Mejor Gran Festival o Mejor Zona de Acampada y la alcaldesa es consciente de su importancia: "El Resurrection está considerado como uno de los festivales de música hardcore, punk y metal de referencia dentro de la península y uno de los más importantes de Europa, es evidente que supone un beneficio innegable para el ayuntamiento, convirtiéndose en uno de nuestros recursos más internacionales".

La historia del Resurrection se remonta a un grupo de amigos de Viveiro que intentaron traer a su banda favorita al pueblo. Se trataba de los neyorkinos Sick Of It All. Cuando ya tenían todo preparado, la banda suspendió el concierto. Para cuando volvieron a estar disponibles, su sueño se hizo realidad a log rande. Esteban Girón, miembro de Toundra y parte del equipo del festival, lo tiene claro: "El Resu era un oasis pionero. No había nada igual. Fue la apuesta más arriesgada de la historia de la música en este país en décadas. Una locura idealista que ahora es una realidad". Desde la dirección nadie duda de que ellos mismos vendrían como público: "Quienes formamos parte del Resu nos consideramos asistentes del mismo. Si no te pones en la posición de quién viene al festival el fracaso está garantizado".

Iván Pérez, director del Resurrection Fest.
Iván Pérez, director del Resurrection Fest.

El Resu se celebra el mismo fin de semana que el Mad Cool, el Bilbao BBK Live o el Cruïlla, algo que no pasa por alto Iván Méndez: "Es paradójico que cuatro de los festivales más grandes del año en este país coincidamos por segundo año consecutivo en fechas. Hay público para todos, pero sí es cierto que todo afecta en mayor o menor medida". Aun así, el impacto económico del festival supone un gran impacto para la zona, un informe de 2016 concluyó que los beneficios superaron los 10 millones de euros, unos datos que confirman desde el consistorio: "La ocupación hotelera es del 100 % y las plazas se agotan con los primeros anuncios del cartel, se nota en todo el sector servicios".

Para la organización la ventaja del festival gallego reside en la especialización de su público, en la calidad musical, en las posibilidades del entorno y en la experiencia gastronómica: "Nuestro público es muy crítico y exquisito, pero eso es positivo. Son fieles". Y ante las críticas: "Sabemos lo importante que es atender a nuestro público más hardcore y más punk, que es con el que empezó todo...pero también sabemos que mucha gente jamás se hubiese acercado a nuestro festival si no fuese por esos grandes nombres del Metal y del Rock que hemos traído en nuestras últimas ediciones, es cuestión de mantener un equilibrio".

Las entradas del Resurrection Fest

El Resu cuenta con numerosos tipos de entradas. La que da acceso a tres días del festival cuesta 139 € más gastos, la que te permite asistir cuatro días 151 €, y sus versiones VIP, 209 € y 221 € respectivamente. El acceso para el calentamiento del miércoles cuesta 12 €, los tickets de día del jueves están a la venta por 75 € y los de viernes y sábado por 85 €. . En todos estos casos el boleto incluye acampada.

El cartel del Resurrection Fest

“Es paradójico que los festivales más grandes coincidamos en fechas”

Más información