Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christie’s retira un ‘picasso’ de una subasta tras ser “accidentalmente dañado”

El dueño de la obra, el magnate Steve Wynn, ya rompió otro cuadro del pintor español en 2006 con un codazo

Una empleada de Christie's fotografía 'El marinero', de Pablo Picasso, el pasado 3 de mayo en la casa de subastas, en Nueva York.
Una empleada de Christie's fotografía 'El marinero', de Pablo Picasso, el pasado 3 de mayo en la casa de subastas, en Nueva York. AFP

La pose de El marinero que Pablo Picasso pintó en 1943 pretende mostrar su melancolía. Lo decía estos días, previos a su subasta, Conor Jordan, vicepresidente para arte moderno e impresionista de Christie’s, a la agencia AFP. Desde luego, ahora El marinero tiene razones para estar aún más triste: el cuadro ha sido retirado de la puja prevista para mañana martes en Nueva York, dedicada a Impresionismo y arte moderno, debido a que ha sido "accidentalmente dañada", según Christie's, en la preexposición del pasado viernes, que tradicionalmente se celebra para mostrar las obras antes de su venta. Para explicarlo The New York Times emplea un símil: "Es como si un hombre fuera golpeado dos veces por un rayo". 

El hombre en cuestión es Steve Wynn. La casa de subastas se refiere a él con un genérico "cliente", junto con quien asegura haber tomado "medidas inmediatas para remediar al problema". El comunicado tan solo agrega: "No hay más información disponible de momento". Sin embargo, The New York Times sí ofrece más detalles. El "cliente", y dueño de la obra, es Steve Wynn, magnate estadounidense de los casinos. Y se trata de la segunda vez en 12 años que un picasso de su propiedad acaba dañado.

En 2006, el propio Wynn, quien padece retinitis pigmentosa, una enfermedad degenerativa que afecta a los ojos, atravesó por error con su codo El sueño, del artista malagueño. Además del daño a la obra, el codazo también paró la venta, que Wynn tenía pactada por 110 millones de euros, a otro magnate millonario, Steven. A. Cohen. Finalmente, la transacción se celebró y por una cantidad mayor; solo hubo de esperar siete años más: en 2013, después de haber sido restaurado, El sueño pasó a Cohen, a cambio de 120 millones de euros, a la sazón el precio más alto jamás desembolsado por un coleccionista estadounidense.

El pasado febrero, Wynn dimitió como presidente y director ejecutivo de la cadena Wynn Resorts, tras recibir una serie de acusaciones de comportamiento sexual inapropiado. En esta ocasión, todavía se desconoce el daño sufrido por El marinero. Eso sí, Christie's aclaró en un correo electrónico al mismo periódico que un tercer picasso, también perteneciente al mismo dueño, Mujer sentada con gato, ha sido a su vez retirado de la subasta.