Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas de reventa de entradas piden la eliminación de los robots de compra

El Senado traslada al Ministerio de Cultura esta medida dentro de una batería de propuestas del mercado secundario por "acabar con la especulación"

Seguidores de U2 en los accesos al Estadio Olimpico de Barcelona.
Seguidores de U2 en los accesos al Estadio Olimpico de Barcelona. EL PAÍS

Quieren acabar con la ley de la selva. Después del caos en la venta de entradas en conciertos como los de U2 en Madrid, las empresas de reventa, que están representadas dentro de la Asociación Nacional de Ticketing (ANATIC), han elaborado una batería de medidas para buscar una regulación en el mercado de venta y compra de tickets en Internet. Entre las principales propuestas, recogidas en un informe al que ha tenido acceso EL PAÍS, se contempla la eliminación de los bots, tal y como se conoce a aquellas empresas que utilizan robots de compra muy potentes capaces de hacerse con miles de entradas en pocos minutos.

“La legislación no puede ir contra el mercado secundario sino contra las malas prácticas del sector”, afirma María Requena, presidenta de ANATIC. “Se acusa constantemente al mercado secundario sobre las malas prácticas pero la culpa recae en el mercado primario o en algunas empresas del secundario que estafan ante el limbo legal”, añade. La ley sobre reventa, sin modificar desde 1982, solo combate la que se practica en la calle y no en Internet. Además, la normativa de espectáculos públicos, que aplica las sanciones sobre la reventa, está transferida a las comunidades.

ANATIC agrupa a las empresas del mercado secundario que han participado en la consulta pública abierta por el Ministerio de Cultura ante la avalancha de quejas de los consumidores. Una consulta que, a la espera de que se conozcan sus conclusiones, ha contado también con plataformas de comercio, promotores, asociaciones de consumidores, particulares y autoridades autonómicas, entre otros. Una de las medidas de ANATIC parece que ha tenido predicamento: la eliminación de los bots. Según fuentes ministeriales, el Senado ha trasladado esta petición a Cultura como una medida urgente.

“Estos robots no son recurrentes en España. Son empresas extranjeras que operan en el mercado español. Deben controlarlo más”, explica la presidenta de la asociación. “El consumidor para nosotros es lo importante, bien porque quiere vender o quiere comprar. Queremos que el sector se organice y para ello hay que darle transparencia y garantías”.

No es la única propuesta del informe de ANATIC. También solicitan la creación de un Registro de operadores de Mercado Secundario, la prohibición en plataformas no inscritas en dicho registro –con sanciones de hasta 400.000 euros-, la comunicación previa del número de entradas a la venta, precios y ubicaciones y la prohibición del desvío de entradas del mercado primario al secundario. “El mercado se ha convertido en una bomba de relojería. Las empresas de reventa no apoyamos la especulación”, afirma Requena.

De alguna manera, ANATIC se ha levantado en armas contra la actual “bomba de relojería” de la venta de entradas en Internet originadas por el mercado primario, especialmente para los conciertos y el fútbol. Las mayores polémicas han llegado en actuaciones como la de U2, aunque antes hubo otras para las de Bruno Mars, Aerosmith, Bruce Springsteen o Joaquín Sabina. Tal y como recoge el informe: “Desde las empresas del mercado secundario vemos cómo las distintas maniobras provocadas por los gigantes del mercado nos han propiciado una situación delicada en la que tratamos de ayudar y construir soluciones”.

La plataforma de venta de entradas Ticketmaster es perteneciente a la mayor promotora mundial, Live Nation, que también es dueña de Seatwave, una página de reventa de tickets. Durante la venta de boletos para el concierto de U2 en Madrid, muchos consumidores se quejaron en redes sociales y denunciaron a Facua (Consumidores en acción) que en menos de diez minutos se esfumaron 16.000 entradas de Ticketmaster para aparecer en Seatwave y otras plataformas de reventa, llegando a ofrecerse a 900 euros cuando antes se ofertaban a 195 más gastos de distribución. Ticketmaster niega rotundamente que hubiera entradas para el concierto de U2 a la venta en Seatwave.

Para la gira de Malú, Live Nation y Ticketmaster, que ya habían abogado por las entradas nominales, han anunciado hoy utilizar el Verified Fan, un innovador sistema de venta de entradas, creado por Ticketmaster, que da prioridad a los verdaderos fans por delante de otros compradores. “En Ticketmaster estamos trabajando constantemente para optimizar los sistemas de venta de entradas. El Verified Fan supone un importante avance en la manera en que un fan obtiene su ticket para un evento. Por un lado, el sistema elimina la necesidad de tener que luchar contra bots y especuladores, y por otro permite a los artistas identificar a los fans, lo que contribuye a fortalecer su relación a través de una experiencia de compra de entradas más personalizada”, señala Eugeni Calsamiglia, Director General de Ticketmaster España, en un comunicado. Malú es la primera artista española que usa este sistema.

ANATIC se muestra contraria a las entradas nominales y aboga por regular la reventa y crear una “cultura de mercado secundario como en Estados Unidos”. “Son un problema para el usuario. Le restringe. Es como comprar un coche en un concesionario y que luego no se te permita venderlo a nadie”, dice Requena.