Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que la montaña separa, Calleja lo une

Tras reconciliarse en el programa de Risto Mejide, Edurne Pasabán y Juanito Oiarzabal retoman su relación de amistad en el cierre de la temporada más exitosa de 'Planeta Calleja'

Juanito Oiarzabal, Edurne Pasabán y Jesús Calleja en 'Planeta Calleja'.
Juanito Oiarzabal, Edurne Pasabán y Jesús Calleja en 'Planeta Calleja'.

Jesús Calleja, Edurne Pasabán y Juanito Oiarzabal se conocieron hace mucho tiempo haciendo ochomiles —las 14 montañas más altas del mundo, que sobrepasan los 8.000 metros— en el Himalaya y con el tiempo se hicieron más que conocidos. La alta montaña une, es un espacio de compañerismo y trabajo en equipo, pero es un lugar donde las emociones se exageran y las decisiones hay que tomarlas con cabeza pero de forma rápida y son inevitables las tensiones. Eso ocurrió en 2011 con Pasabán y Oiarzabal, que tras un complicado rescate y algunos malentendidos, dejaron de hablarse. Este domingo, en el último episodio de la temporada de mayor éxito de Planeta Calleja (Cuatro, 21.30), retoman su amistad en el lugar más natural para ello, en la montaña.

El pasado diciembre, ambos montañistas se reencontraron en el programa Chester de Risto Mejide. Fue un breve encuentro en el que, entre lágrimas, se reconciliaron. Ahora, con Jesús Calleja como intermediario, amigo de ambos, han escalado juntos y han retomado el contacto semanal. "Con Risto hicimos un acercamiento, pero desde entonces no habíamos vuelto a coincidir. A Jesús se le ocurrió juntarnos, de hablar un poco de nuestras vidas, de nuestros proyectos y de realizar una ascensión juntos en Peña Ubiña, allá en su tierra en León", explica Oiarzabal en conversación telefónica. "Todo fue fenomenal, muy bien, muy bonito, la montaña estaba muy cargada, intentamos hacer el corredor norte, nos tuvimos que bajar, tuvimos que darle toda la vuelta a Peña Ubiña... las imágenes que se grabaron son espectaculares", continúa el montañero.

"Te das cuenta de cómo por cosas que no están en tus manos y por cosas que pasan te puedes perder casi siete años de un amigo, que a veces por no hablar las cosas en su momento y no tener quizás el valor, ni uno ni el otro, de enfrentarse aquello, pierdes siete años", comenta Pasabán en otra conversación telefónica. La alpinista, primera mujer en conquistar las 14 montañas más altas del planeta, cree que el programa servirá de ejemplo a los espectadores. "Es una manera de hacer ver que a veces tenemos conversaciones pendientes con la gente y dejamos pasar el tiempo. Es una manera de poder decir que a veces es mucho mejor coger un teléfono y llamar. El poder enseñar eso en la tele... quizá alguien se sienta identificado y pueda reaccionar de diferente manera", remata Pasabán.

"La complicidad que hemos tenido Edurne y yo durante muchos años, trabajando con el programa Al filo de lo imposible ha sido mutua. Y yo a Edurne le tenía y le tengo mucho cariño y he comentado varias veces que en las expediciones que realizábamos, yo ejercía como padre y era una pena que nuestra relación y nuestra amistad se perdiera por unas circunstancias que fueron duras, de eso también hablamos un poco en el programa", finaliza Oiarzabal.

Planeta Calleja cierra con el programa de Pasabán y Oiarzabal su mejor temporada con una media, a falta del último episodio, de 2.157.000 espectadores con una cuota de pantalla de 10,9%. La anterior mejor cifra fue en la temporada dos en 2015 (1.761.000, 8,5% de share).

Más información